Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Noreña avisa a Siero de que la avenida de la Pola a El Berrón toca su territorio

El municipio más pequeño de Asturias pide información al Ministerio para aclarar las posibles afecciones de un plan valorado en 3,5 millones

Ayuntamiento de Noreña.

Ayuntamiento de Noreña.

Tensión entre concejos vecinos por un importante proyecto. El gobierno de Siero tiene en marcha una inversión multimillonaria, que previsiblemente contará con fondos europeos y permitiría unir La Pola y El Berrón a través de una gran avenida, que tendría continuidad hasta la rotonda de Argüelles por acera y carril bici. Los ecos de este proyecto, adelantado por LA NUEVA ESPAÑA han llegado a Noreña, que se ha dirigido directamente al Ministerio de Transportes a través de una carta para defender que, parte de la carretera nacional 634 –que se reconvertiría con la obra– pasa por su territorio y que podría haber afección. En la jornada de ayer se reunieron la vicealcaldesa de Noreña, Ana González y el regidor sierense, Ángel García, para tratar de acercar posturas y poner en común el proyecto.

A la salida del encuentro, González explico que “fue una reunión en vista del proyecto en la carretera nacional, para ver si existía una afección a los tramos de Noreña”. Tras “dialogar”, la teniente de alcalde indicó que están “a expensas de lo que diga el Ministerio de Fomento, sobre posibles afecciones”.

La representante de la Villa Condal se limitó a apuntar que el proyecto está “acorde a lo previsto y a lo que tenía en mente el Ministerio, pero queremos ver si hay paso por nuestro suelo y valorar las cosas. Todo es posible. Hay que esperar”.

Sorprendidos por la reacción de Noreña, los representantes de Siero llamaron a la reunión, esperando poder atajar los problemas. Una vez celebrada, García subrayó que las relaciones con el Consistorio noreñense “son buenas”.

El regidor explicó el proyecto– “muy interesante”, dijo– que supondría transformar ese tramo de la N-634 “en una vía interurbana”, una suerte de avenida que tienda a unir La Pola y El Berrón, con acera y carril bici: “Es un proyecto magnífico, que esperamos salga adelante y el Ministerio lo ejecute”. Considera García “que es uno de los proyectos más importantes” que tienen sobre la mesa.

Su postura es que esta obra “no afecta a Noreña, porque no cambia el trazado de la carretera”. Subraya el regidor sierense que “la carretera es de titularidad nacional y eso supera el ámbito municipal”. Otra cosa es “si en el futuro hubiese una cesión y hay algo de Noreña”.

Muy tajante se mostró el primer edil sierense sobre la posibilidad de que unos pocos metros de carretera que pisan suelo del concejo vecino puedan dar al traste con sus aspiraciones: “No me cabe en la cabeza que Noreña vaya a poner trabas a un proyecto de esta envergadura, tan importante para el territorio”.

García considera que “no solo es relevante para Siero, sino para Noreña o Asturias”, dado que la usarán vecinos de otras zonas y miles de ciclistas. “Para nosotros los límites entre territorios, como les comenté a los representantes de Noreña, son algo secundario, no me preocupa nada si están un poco más allá o acá. Lo importante es que se pueda arreglar la carretera”.

De la buena sintonía entre concejos depende una inversión que alcanza los 3,5 millones de euros, susceptible además de financiarse con fondos Next Generation de la UE. El proyecto está redactado y optará a una de las líneas de dinero continental que se canalizarán a través del gobierno nacional.

La idea de crear una avenida entre la Pola y El Berrón surgió hace algo más de dos años, a la par que se comenzó a revisar el Plan General de Ordenación, que contemplará esta posibilidad. El gobierno local había solicitado al Ministerio la cesión del tramo de la nacional 634, que conecta Pola de Siero con la glorieta de Argüelles.

El proceso sigue pendiente, dado que el Ayuntamiento pidió al gobierno central que asuma unas ciertas mejoras del trazado antes de recepcionarlo. Sin embargo, en el nuevo escenario que se plantea la administración local, utilizando los fondos europeos para la obra, se entiende que no sería necesaria la cesión del tramo. Así lo apuntan fuentes municipales consultadas por este periódico, que consideran que estos proyectos son viables y podrían estar avanzados durante este mismo mandato.

Esta “unión de núcleos, casi fusionándolos”, según describen los implicados en la idea, habilitaría el desarrollo urbanístico de un amplio espacio en los márgenes de la nueva vía.

Compartir el artículo

stats