La Pola pronto tendrá su escuela infantil para niños de hasta tres años de edad. Ayer se anunció que se abre el plazo de licitación para elegir a la empresa que acometerá los trabajos, después de aprobarse en la Junta Municipal por la mañana. El proyecto tiene un plazo de ejecución de un año y medio, y cuenta con un presupuesto de más de un millón y medio de euros. Concretamente, 1.549,988,57 euros. Se espera que la actuación esté iniciada antes de que finalice el año, según afirmó el alcalde, Ángel García (PSOE).

La sede de la nueva escuela es en el edificio del Antiguo Cinema de Siero y tiene una superficie útil de 1.282,70 metros cuadrados. Este emplazamiento ha estado sujeto a numerosas controversias, ya que distintos grupos políticos proponían otras opciones de ubicación, como, por ejemplo, cerca del complejo escolar que conforman Celestino Montoto y Hermanos Arregui por cuestiones de conciliación familiar, para que esté en la misma zona que el resto de centros escolares, y por la dificultad para encontrar aparcamientos en el centro de la Pola.

Céntrica

En defensa de su propuesta, el regidor socialista dio tres razones: La escuela estará céntrica y eso la hace accesible, hay un edificio de titularidad pública en desuso y “antes de hacer un nuevo había que utilizar uno preexistente” y que la tendencia que se debe seguir es a abandonar el uso del vehículo privado, por lo que la falta de aparcamientos no sería un problema. “Tenemos que, desde las administraciones, reeducar a la población para ir haciendo más tareas y vida para ir caminando como prioridad, o sino, en bicicleta o cualquier transporte más sostenible y respetuoso con el medioambiente. Eso es una cuestión que va a imponerse poco a poco en el territorio español y las leyes recientes nos indican el camino. Que esté céntrico y bien comunicado con toda la localidad tiene un sentido muy especial”, señaló el Alcalde en la presentación de la licitación.

El proyecto para la escuela de bebés prevé mantener la estructura original de hormigón del edificio de los antiguos cines. También se conservará el mural de Antonio Suárez, situado en la entrada principal y que conforma parte del patrimonio artístico municipal de Siero, y la estructura metálica de la cubierta (tanto la parte plana como la inclinada que cubre el hall). No obstante, no se ha especificado si el dibujo que apareció en la taquilla del edificio, firmado por “gamberrarte”, y que critica la futura reconversión que salió ayer a licitación se mantendrá o no.

La creación de la escuela supondría, según explicó el propio PSOE cuando presentó la iniciativa en el año 2019 y repitió ayer, la casi duplicación de la oferta de plazas en Siero. En ese momento, anunciaron que de 39 a 76. En este sentido, hay que tener en cuenta que actualmente, el concejo cuenta con una gran tasa de población infantil: el 10,5 por ciento de vecinos son menores de 13 años. Esto sitúa a Siero un punto por encima de la media de Asturias.

Será una escuela de tres plantas y seis aulas. La de abajo será para dos aulas de niños y niñas de uno y dos años, y otras dos para el alumnado de dos y tres años. Los más pequeños, los que tengan hasta un año estarán en la primera planta, también con dos aulas para ellos. Finalmente, el segundo piso tendrá una terraza, a la que se podrá acceder mediante ascensor o escaleras. Se baraja que su uso sea como un patio o área de actividades. Aquí también podría ubicarse una sala de máquinas. Es decir, todas aquellas instalaciones necesarias para que la escuela funcione perfectamente: calefacción, renovación del aire o la electricidad.

“Es una apuesta clara y decidida por la educación pública, que es un servicio muy demandado y valorado”, señaló el Alcalde. Además, también hizo referencia a la “conciliación”, pensando especialmente en familias jóvenes, que “necesitan este tipo de escuelas”. Y la puesta en marcha de este nuevo centro educativo también “impulsa a Siero como un lugar para vivir”, concluyó García.