Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La nueva senda entre Argüelles y la Pola concita apoyos en la oposición de Noreña

“Tenemos que estudiar el proyecto en profundidad, pero a priori parece positivo para el concejo”, sostienen los ediles de forma mayoritaria

Vista de Siero desde El Berrón.

Vista de Siero desde El Berrón.

La senda entre Argüelles y la Pola tiene, en principio, apoyo en Noreña por parte de la oposición política. Aunque el proyecto aún no ha pasado por las manos de los ediles del concejo, los consultados consideran, de forma mayoritaria, que no solo beneficiará a las poblaciones vecinas, sino también al propio municipio noreñense, y que las lindes no deberían ser un problema para su construcción. No obstante, el nivel de apoyo varía en función a la formación política: hay algunos que se muestran plenamente convencidos de su utilidad, mientras que otros creen que hay cuestiones “más prioritarias”, como eliminar barreras arquitectónicas para las personas con algún tipo de discapacidad.

La tensión entre los concejos vecinos por el proyecto de la senda se manifestó el pasado jueves, cuando se reunieron el alcalde de Siero, Ángel García, y la vicealcaldesa de Noreña, Ana González, con el objetivo de acercar posturas. Todo surgió a raíz de una carta en la que la Villa Condal se puso en contacto con el Ministerio de Transportes para saber la posible afección de territorio de Noreña de la nueva vía que uniría Argüelles y la Pola, pasando por el Berrón, una actuación que tiene un presupuesto de 3,5 millones de euros. El consistorio de Siero, sorprendido por esa misiva, citó a Noreña con el fin de atajar los problemas.

Javier Ardura (IU).

Javier Ardura (IU).

El equipo de gobierno noreñense no ha dicho en ningún momento que su postura fuera contraria a la construcción de la vía, sino que quiere esperar a conocerlo para “valorar las cosas”. Esta posición la respaldan otros miembros de la Corporación, como Javier Ardura, representante de Izquierda Unida: “Me parece lógico que la Alcaldesa se preocupe por conocer el proyecto y la posible afectación que pueda tener en los terrenos de Noreña; bien podría haber sido el Ayuntamiento de Siero el que se hubiera puesto en contacto con nosotros por cortesía institucional”.

Según indica Ardura, su formación política conoció el proyecto a través de lo publicado en LA NUEVA ESPAÑA, y lo mismo le ocurre a la mayoría de ediles municipales. Con los datos que han trascendido, la valoración que hace es positiva “a priori”, porque promueve la movilidad sostenible, entre otras cosas, y parece “interesante”. No obstante, Javier Ardura espera conocer más detalles próximamente.

En la misma línea se encuentra el edil de Conceyu Abiertu Pablo Pérez. Desde su organización, que también se enteró de la senda a través del periódico, afirman que les “suena bien” que haya un carril bici entre la Pola y el Berrón y que será positivo para los vecinos de la zona. En el único punto que se muestran un tanto disconformes es en lo referido al dinero a invertir en el proyecto: “Creemos que hay necesidades mucho mayores y quizás mediáticamente menos vistosas, como conseguir que alguien en silla de ruedas no tenga que ser piloto de trial para circular por nuestras aceras o por las de Siero”.

Lucía Canga (Ciudadanos)

Lucía Canga (Ciudadanos) A.ILLESCAS/I.GAGO

Otra de las cuestiones que plantean concejales de Noreña y que consideran prioritarias, además de la eliminación de las barreras arquitectónicas en las calles, es la construcción de una rotonda en Buenavista o un acceso seguro a la estación de Feve de Noreña, “porque el tren ya se cobró la vida de varias personas al tener que cruzar las vías después de bajarse”.

Estas dudas no se manifiestan en el PSOE de Noreña, que apoyan la nueva senda al “cien por cien”. “Será bueno para la Pola, el Berrón, Argüelles pero también para Noreña”, señaló el concejal socialista Igor Finca. A su juicio, el proyecto no debería ser objeto de disputa: “Todo lo que sea mejorar el funcionamiento y las comunicaciones en la zona centro de Asturias, bienvenido sea. Ahí coincidimos con el alcalde de Siero. Esto no solo será bueno para su concejo, sino para toda la región”, destacó.

Pablo Pérez (Conceyu Abiertu)

Pablo Pérez (Conceyu Abiertu)

El edil socialista también señaló que este nuevo proyecto, planteado como reforma de la N-634 –de manera que un tramo se convierta en un lugar para ciclistas, peatones y coches a baja velocidad, mejorando las comunicaciones entre dos de los principales núcleos de población de Siero– podría servir de impulso para impulsar una obra similar en Noreña. Y recordó que en el programa electoral del PSOE también estaba incluido mejorar el acceso a la Villa Condal por Buenavista: “Quizá se pueda hacer en consonancia y en línea con esta actuación”, auguró el socialista.

Igor Finca (PSOE)

Igor Finca (PSOE)

Ciudadanos mantiene una posición parecida. Considera que, teniendo en cuenta la cantidad de ciclistas que hay en la zona, lareforma puede resultar muy positiva. “Es una mejora para todo el entorno; los pequeños localismos no pueden retrasar los tiempos, sino que debe haber una coordinación entre ambos ayuntamientos”, indicó la representante de la formación naranja, Lucía Canga. Lo que le da miedo es una cuestión que ya comentó el regidor sierense al hablar del proyecto: que si se ponen traba en su gestación, la actuación puede quedar sin la financiación, que alcanza los 3,5 millones de euros, con opciones de acceder a los fondos Next Generation de la UE.

Si bien es cierto que las agrupaciones políticas coinciden que el proyecto de unir Argüelles y la Pola puede resultar beneficioso para Noreña, todos ellos esperan conocer más información próximamente. En ese sentido, los ediles encuestados no están tan alejados de la postura del equipo de gobierno noreñense, que quiso esperar y emitir su valoración una vez que tenga el conocimiento en su totalidad de la actuación. No obstante, la gran mayoría de concejales lo apoyaría, independientemente de que pasara o no por suelo de Noreña.

Compartir el artículo

stats