Las paredes de la Escuela de Música de la Pola expelen sonidos. Están desordenados, que no desatinados, y provienen de todas las esquina. Se oye un piano por la parte posterior, un saxofón en su interior, y luego guitarras, baterías y cantantes. A veces suenan todos a la vez, sin que haya coherencia alguna entre ellos, pero eso solo puede adivinarse desde los pasillos porque las clases están insonorizadas y con aforo reducido por el coronavirus.

Las melodías se intercalan y las notas corren de un lado al otro del edificio. No es el ensayo de una orquesta, cada instrumento está en su aula. Y, probablemente, haya muchas de las composiciones que jamás vuelvan a repetirse. Es lo que tiene lo efímero de la improvisación. En este caso, de los herederos de Thelonious Monk , el alumnado inscrito en el 18º Seminario de Improvisación de Pola de Siero y la 8ª Aula Infantil de Jazz, dedicado a este músico.

Asistentes al seminario. | I. G.

“Improvisar es como una conversación: hay que saber escuchar, para poder interaccionar y reaccionar”. Marco Martínez, el director pedagógico del curso, da la clave del seminario sentado en la sala de profesores. Es una pausa que hace, mientras sus compañeros imparten masterclases desvelando los misterios del famoso pianista Thelonious Monk. Hay otro: conocer muy bien los parámetros sobre los que elaborar la melodía y mucho estudio. Es lo que buscan, adaptado a los diferentes niveles de los más de cincuenta alumnos que tienen.

Boni Antuña, al piano.

Dentro de las aulas, se refleja. “Monk decía que había que ceñirse a la melodía”, dice uno de los profesores, mientras que otro, a escasos metros, está analizando nota a nota una partitura del músico. Todo ello se mostrará en el concierto de mañana, a las 20.00 horas, en el Teatro Auditorio de la Pola. Hasta entonces, todos los profesores –que son Eladio Díaz, Fede Marini, Alejandro San Pelayo, Jorge Viejo, César Latorre, Carlos Pizarro y el propio Marcos– serán los que le pongan música a la noche sierensepara que la disfruten todos los asistentes.