Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

“Autocordero” en el reino de la sidra: Santa Marina celebra sus fiestas en formato covid

“Echamos mucho de menos poder hacer las comidas en el prau, pero es lo que hay”, asumen los organizadores tras repartir 165 raciones

Chus Zapico, entregando las raciones de cordero a Eva García ayer en Santa Marina.  | A. I.

Chus Zapico, entregando las raciones de cordero a Eva García ayer en Santa Marina. | A. I.

Alguno casi se bajaba la manga de la camisa, pero al oler el asado la subía al percatarse de que no iba a por la vacuna, sino a por cordero. Las fiestas de Santa Marina encontraron en los nuevos usos y costumbres de la sociedad en pandemia la fórmula para sobrevivir. La Asociación Cultural Los Cuquiellos repartió ayer 165 raciones de apetitoso cordero a la estaca y las respectivas tarrinas de arroz con leche y ensalada. “Echamos de menos poder hacer las comidas en el prau, pero es lo que hay”, asumía Chus Zapico, uno de los miembros de la organización. 

El año anterior, las celebraciones se habían quedado en el reparto del bollo y no querían que 2021 pasara en balde. Así, decidieron retomar la tradición del cordero, que llevaba casi dos décadas en pie de continuo hasta el aciago 2020.

“Lo llamamos SantaAuto”, decía Zapico señalando a la fila de coches. Bien podrían haberlo apodado autocordero, por su semejanza con los vacunódromos. La gente se metía en el prau y hacía cola con los vales en la mano, sin bajarse del vehículo, para retirar “el kilo de cordero por ración”. 

El asado de los corderos. | A. I.

Una vez recogida la “medicina” en forma cárnica y aroma ahumado, cada uno se retiraba a lo suyo, a celebrar en “burbujas”. “Nos vamos a casa, vivimos por aquí cerca y nos juntaremos solo con la familia. De momento, es lo que se puede. Se mantiene en parte la tradición”, comentaba Eva García

Algunos habían cogido tal cantidad que necesitaban bajarse del coche para echar una mano. En pie junto a su vehículo, Luis López y Luis Gallego tenían previsto un buen sarao en casa: “Nos pondremos por grupos de convivientes y aguantando la distancia. Además, solo hemos cogido una caja de sidra. Lo justo para pasar la mañana y la tarde”, relataban. 

David Vega, partiendo las piezas. | A. I.

Las fiestas continúan en el concejo de Siero durante el fin de semana. Hoy se celebrarán misas por El Carbayu (Lugones), la Virgen de la Salud (Lieres) y la propia Santa Marina. La actividad se encuentra, en general, bastante limitada. 

Sin embargo, en la localidad de la parroquia de Tiñana, el domingo no se quedará únicamente en lo religioso. También se realizará el reparto del bollu y la botella de sidra entre los socios, para tratar de animar a que se organicen comidas individualmente por familias, como sucedió con el caso del reparto del cordero en la jornada de ayer.

 La esperanza, como en casi todos los lugares donde se han cancelado las principales actividades festivas, es poder retomar todo el programa y la ambientación para el próximo año. 

Compartir el artículo

stats