Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero da luz verde al plan de los minibosques para Lugones y plantará ya 618 árboles

El proyecto forma parte del conjunto de iniciativas del gobierno local para mejorar la calidad ambiental y de vida en la zona más poblada del concejo

Jóvenes en una actividad del parque de La Cebera, una de las mayores superficies arboladas de Lugones

Jóvenes en una actividad del parque de La Cebera, una de las mayores superficies arboladas de Lugones

Lugones sigue caminando hacia el objetivo de ser un núcleo urbano con menos contaminación . Reducirla todo lo posible es la finalidad del gobierno municipal de Siero y la última iniciativa en esta línea, financiada con los denominados fondos Dusi de la Unión Europea, es la plantación de 618 nuevos árboles, reforzando las zonas verdes de la localidad. “El objetivo es combatir el cambio climático y reducir los niveles de dióxido de carbono para alcanzar las cero emisiones”, explicó el alcalde de Siero, Ángel García, acompañado del concejal de Zonas Verdes, Alejandro Villa.

El proyecto busca reforzar las zonas verdes y arboladas ya existentes en Lugones. Con el desarrollo de este proyecto, habrá en la localidad un total de 23 puntos en los que se plantarán nuevos árboles, todos ellos de especies autóctonas. La actuación cuenta con un presupuesto que alcanza los 362.120,39 euros. La empresa adjudicataria, a su vez, también se encargará del mantenimiento y cuidado de estas áreas. El plazo para la ejecución del proyecto es de tres meses.

“Con esta actuación, queremos reducir la contaminación y hacer un Lugones verde, la propuesta que planteamos a la Unión Europea: respetar la naturaleza, disminuir la contaminación, impulsar la rehabilitación de zonas urbanas verdes y, sobre todo, mejorar el espacio para las personas que viven en la localidad”, señaló García.

La estimación que tienen, según los estudios científicos que revisaron los técnicos para la elaboración del proyecto, es que cada árbol absorbe las emisiones de un coche: “Aún nos queda mucho por hacer. Tendremos que llegar a alrededor de los 15.000 árboles para las cero emisiones”.

Al margen de este proyecto, ya se han desarrollado otras iniciativas de arbolado en Lugones, en la línea de esta planificación que persigue hace de esta zona una “ciudad verde”. Así, en la Avenida de Les Bellotines, recién inaugurada, hay un total de 64 árboles. También en el Bulevar de Lugones, que está ya en la tercera fase de su construcción, está incluido en el proyecto la implantación de 106 ejemplares.

En la misma línea de reducir las emisiones están los carriles bicis de la localidad, también financiados con los fondos Dusi. Y en relación con ellos están los aparcamientos para bicicletas, fomentando así un transporte sostenible y que respete al medioambiente.

Sin embargo, la iniciativa está algo más retrasada que el resto. “Queremos crear un espacio más amable para las personas, con más espacios verdes y más respetuosa con el medio ambiente”, destacó el García.

Todas estas actuaciones están incluidas dentro del proyecto que se presentó en el año 2018 a los fondos Feder de la Unión Europea, en la estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado llamada “El Centro de Asturias”.

El monto total alcanzó 6.305.911 euros, de los cuales el ochenta por ciento proviene de fondos de Europa y la cantidad restante, esto es, 1.261.182 euros, de las arcas municipales.

La actuación para el desarrollo de la iniciativa se divide en varias fases. La primera, la elección de los lugares exactos donde se van a plantar los ejemplares. Se irán abriendo hoyos y, si se detectasen algún tipo de conducciones (de agua o electricidad, por ejemplo), se volvería a colocar la tierra y trasladaría el arbolado a otro punto.

“Según el mapa de zonas verdes de Lugones, el técnico municipal irá viendo el número de árboles y el tipo que se puede colocar, cumpliendo una serie de requisitos”, indicó el edil socialista. Es decir, a la hora de plantar las especies de árboles, la segunda parte del proyecto, se respetará la distancia con los edificios colindantes, siempre por encima de los seis metros. A su vez, cuando se realicen los hoyos, se limpiará la tierra una vez haya sido extraída.

Finalmente, en el contrato también se estipula que la empresa adjudicataria, durante dos años, se tiene que encargar de su mantenimiento y reposición en el caso que alguna de las especies no salga adelante.

Todas los árboles que habitarán el Lugones más verde serán especies autóctonas. Para elaborar el proyecto se basaron en tres criterios para la elección de las especies: árboles rústicos, que tienen pocas necesidades de agua y nutrientes, garantizando así la supervivencia; de porte elevado y que tenga la copa de tamaño medio o grande, para que absorba mayor cantidad de dióxido de carbono; y que tenga resistencia a las plagas, para reducir al máximo posible la utilización de los pesticidas en los árboles. En conclusión, habrá sobre todo robles, alcanzando un total de 90 árboles. También una gran cantidad de tilos: 89 unidades. Y destacan también falsos plataneros, castaños, cerezos silvestres, acebos y tejos. Así hasta hacer un total de 618 árboles que estarán distribuidos en 23 zonas de Lugones, espacios verdes que se rehabilitarán de cara a este proyecto. Todos sus troncos rondan entre los 15 y los 30 centímetros de grosor.

Compartir el artículo

stats