Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Especial #25N

El Instituto de La Fresneda debuta contra el maltrato: “Cada día somos más conscientes”

Siero se centra en erradicar el machismo en su origen con acciones en los centros  educativos para implicar a los jóvenes

Bruno Martín, Deva Insausti, Jan Mercadan y Julia Bobes, chocando las manos, en el Instituto de La Fresneda

Donde empieza. Ahí es donde el Ayuntamiento y los centros educativos de Siero están intentando atajar el problema de la violencia machista. Con muchas actividades y campañas de todo tipo, los institutos afrontan una vez más el 25N. Especialmente particular será para el IES La Fresneda, que afronta su primera conmemoración del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra Las Mujeres. Lo hacen, según cuenta el docente Pablo Martínez, con una campaña que incluye vídeos, podcast e infografías, con murales y también con una marcha este mismo jueves.

Todas estas acciones cuentan con el respaldo del alumnado, que reflexiona para LA NUEVA ESPAÑA sobre la lacra de la violencia contra las mujeres. Cuenta Deva Insausti que fueron “este tipo de actividades” las que le hicieron ser consciente del problema que existía “al llegar al instituto”.

Coinciden con ella Julia Bobes y Jan Mercadan, otros jóvenes alumnos, mientras su compañero Bruno Martín recuerda ver la magnitud de la situación “por lo que salía en las noticias”.

La violencia machista no les resulta ajena, por completo, en su entorno. Aunque todos coinciden en no haberla sufrido o visto directamente, abunda Julia Bobes que “algunas compañeras si que te cuentan cosas...”.

Precisamente los docentes se refieren al control del teléfono móvil, las redes sociales y la vestimenta como formas habituales de inicio de estas conductas: “La juventud va teniendo una conciencia, pero tenemos que empezar por estar muy encima de esto, porque es uno de los pilares de la prevención”, recalca Martínez.

Máxime cuando los alumnos reciben mensajes negacionistas o, al menos, “que restan importancia” a la violencia contra las mujeres. “Sí que se reduce, porque se va tomando confianza, pero hay alumnos en los que ese mensaje sí ha calado”, lamentan los jóvenes.

Les preocupa lo que pueda pasar en el futuro, aunque confían en que la semilla que se siembran con estas actividades por la fecha del 25N, “algo que antes no se hacía”, sirva para acabar erradicando el problema.

En el Ayuntamiento de Siero han puesto el foco en colaborar con los institutos, facilitándoles materiales, pero también se promueve un año más el concurso de relatos “¿Y tu que pienses?”, para los adolescentes, o la lectura del manifiesto, entre una amplísima programación.

Compartir el artículo

stats