El cierre del Eroski de Parque Principado (Paredes) que se hará efectivo entre marzo y abril –sin mayor concreción de fechas– viene de años de “resultados económicos negativos” y de la “imposibilidad de revertir la situación”, según reconocen fuentes de la Confederación Independiente de Comercio (Fetico). El pasado viernes se realizó la comunicación oficial a los trabajadores, a quienes la decisión no ha cogido de sorpresa.

La medida deja sin empleo a alrededor de cuarenta trabajadores, unos treinta son socios de la cooperativa y ocho por cuenta ajena. Desde Fetico, ya se han puesto a disposición de la plantilla para negociar las condiciones de los despidos.

En este enlace tienes todos los detalles