“Ilusión”. La llegada de Alimerka al polígono de Bobes, adelantada ayer en exclusiva por LA NUEVA ESPAÑA, genera entusiasmo en el seno del gobierno municipal de Siero. Se ve como una oportunidad de “seguir creciendo” y de “asentar” el proyecto del gran polígono del centro de Asturias. “Ya no es solo Amazon”, apuntaba ayer el alcalde, Ángel García, visiblemente satisfecho.

Aún quedan cosas por esclarecer. El proyecto de Alimerka implica un importante movimiento de tierras sobre los 14.000 metros cuadrados, en dos parcelas contiguas, que ha adquirido la cadena de supermercados. Sin embargo, la firma todavía no ha aclarado a qué se destinarán, afirmando únicamente que estarán al servicio de “futuras necesidades”. Posiblemente, se llevará a cabo la construcción de una o dos naves.

La Junta de Gobierno Local ya ha otorgado la licencia para este primer paso, el del movimiento de tierras, y ahora hay seis meses de plazo para que se inicie. Después, otro medio año es el periodo máximo para completar la obra, por lo que, debería estar lista, como mucho, dentro de un año.

García espera que los planes de Alimerka se hagan públicos “en las próximas semanas”. Mientras, se muestra encantado con la noticia. “Es ilusionante. Desde el Ayuntamiento trabajamos constantemente para que haya inversión y empleo”, señala el Regidor.

La reciente revelación de que la cadena Eroski cerrará su gran superficie de Parque Principado (Paredes) encuentra cierto alivio con la llegada de Alimerka a Bobes. “La cosa está complicada en la calle. Necesitamos, al menos, compensar los empleos que se pierdan. Que los que viven aquí se queden y que vengan los de fuera”, subraya Ángel García.

Genera especial satisfacción en el gobierno municipal el hecho de que se trate de “una empresa asturiana que es un referente”. García reconoció que había una espina clavada con la cadena de supermercados. “Estaban en Cerdeño, en nuestros límites, y también en Llanera, justo en Llanera. Por fin los tendremos aquí”, resumió el Regidor con una sonrisa.

Sobre Bobes, el Alcalde reconoció que “no es fácil que se llene” un polígono de sus dimensiones y en la actual tesitura. No obstante, indicó que “cada día estamos pelando por cualquier oportunidad de mercado para que haya una inversión”. “Los resultados están siendo positivos y hay optimismo con que lleguen nuevos inversores”, añadió Ángel García.

Por el momento, en Bobes está confirmada la implantación de Amazon, Lejías los Ángeles, una gasolinera y Alimerka. Se esperan más firmas.