Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Siero modifica el diseño de la escuela infantil de la Pola para favorecer la adjudicación de la obra

El precio de licitación sube hasta los 1,89 millones para que las empresas opten pese a la situación de carestía de los materiales de construcción

Responsables municipales y técnicos, ayer, durante la presentación del nuevo diseño para la escuela infantil de la Pola. | A. S.

El proyecto de la escuela infantil de la Pola se ha reactivado. La Junta de Gobierno local aprobó ayer el proyecto revisado –tanto en precio como en diseño, puesto que se ha modificado el original– que incluye un encarecimiento de 346.571 euros sobre las previsiones iniciales para hacer frente a la situación provocada por la carestía de materiales en la construcción. La obra saldrá a licitación la próxima semana, tras un nuevo paso por la Junta de Gobierno, con la idea de que esta vez las empresas la encuentren más atractiva y no quede desierta como en el anterior intento.

El nuevo diseño será muy similar al anterior, pero incluye algunas modificaciones en materiales, principalmente de la envolvente del edificio, “sin perder calidad”.

Vista frontal del edificio, donde actualmente se localiza la entrada al antiguo Cine Siero. | A. S.

Así lo anunciaron ayer el alcalde, Ángel García, la concejala de Educación, Mercedes Pérez, y el portavoz de Foro, Eduardo Llosa, acompañados por los arquitectos y técnicos que trabajaron en el diseño. “Era un proyecto de 2019 y, con el encarecimiento de materiales hemos tenido que reajustar porque la licitación había quedado desierta”, recordó García.

Este avanzó que el coste de la actuación pasará a ser de 1.896.556 euros frente a los 1.549.988 euros previstos inicialmente. En cualquier caso, el regidor transmitió un mensaje de tranquilidad: “La financiación está asegurada, con los ajustes que se han hecho. Ajustaremos con la partida de los presupuestos del año que viene”, concretó. Lo que resulta más difícil adivinar son los plazos en los que el centro se pueda poner en funcionamiento. El objetivo “razonable” sería que la actividad escolar en el antiguo edificio del Cinema “se inicie en el curso 2023-2024”.

El plazo de ejecución de las obras es de 18 meses, aunque hay confianza en que puedan agilizarse. “Después hay que meter el mobiliario y seguramente ampliar la plantilla de profesores”, especificó el gobierno local. Incrementar los docentes es fundamental, dado el importante aumento de plazas que supondrá el nuevo centro respecto al actual: “Pasamos de tener sitio para 39 niños, a contar con plazas para 70. Es una apuesta clara por la educación”, subrayó García.

El regidor defendió que las modificaciones en materiales respecto al proyecto inicial “no harán perder calidad ni eficiencia energética”. Se renuncia a algunos materiales y rellenos de la fachada, que se harán con otras materias primas más sencillas de conseguir y a mejor precio. “Se han descartado algunas opciones estéticas”, concluyó el Alcalde.

Compartir el artículo

stats