Fallece Maruja Díaz González de Lena, matriarca de Electra Norte

La mujer, viuda de Julio Díaz, era la máxima accionista de la compañía, la única eléctrica que sigue en manos asturianas

Maruja Díaz González de Lena. | Miki López

Maruja Díaz González de Lena. | Miki López / Franco Torre

Franco Torre

Franco Torre

Asturias pierde a una genuina emprendedora. Maruja Díaz González de Lena, máxima accionista de Electra Norte, la única empresa del ámbito de la energía eléctrica entre las que operan en la región que permanece en manos asturianas, falleció ayer en Oviedo. Tenía 92 años de edad y hace solo dos años había relatado su vida a LA NUEVA ESPAÑA, en unas memorias que pueden leerse aquí.

Nacida en Ciaño-Santana (hoy El Entrego) en 1929, Maruja Díaz González de Lena comenzó a trabajar muy joven, con 15 años, en la tienda de su padre. A los 25 conoció a Julio Díaz, con quien se casó, instalándose ambos en Candín (Siero). Díaz tenía una tienda, una panadería y una empresa distribuidora de energía eléctrica: Electra de Carbayín, que había sido fundada por el padre de Julio Díaz, Perfecto Díaz, en 1923. A partir de la década de 1980, la empresa comienza una evolución que le permitió comercializar energía y, más adelante, producirla. La empresa se convirtió entonces en Electra Norte.

Maruja Díaz González de Lena participó en todo ese proceso desde la oficina de la compañía, en la que trabajó hasta cumplir 60 años, cuando se jubiló. Julio Díaz falleció en 2013, con 89 años, y Maruja Díaz González de Lena quedó como presidenta de honor y máxima accionista de Electra Norte, que permanece como una sociedad limitada en manos de la familia Díaz Díaz. Este jueves, a las 17.00 horas, se oficiará un funeral por su alma en la iglesia de San Francisco de Asís, en Oviedo, y el viernes, a las 13.00 horas, se oficiará un segundo funeral en la iglesia parroquial de Santiago de Arenas.