Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido por ocho alcantarillazos en Siero en poco más de dos meses

El ladrón, con un cómplice al que busca la Policía, robó en tiendas de telefonía, farmacias, locales hosteleros y supermercados

Farmacia de la calle Celleruelo asaltada mediante el alcantarillazo. | A. Illescas

Causaba destrozos ingentes al arrojar tapas de alcantarilla a los escaparates de los establecimientos o golpearlos con mazas, pero el botín siempre era de lo más magro. Hasta ocho establecimientos asaltó con este procedimiento en Pola de Siero en poco más de dos meses. Ahora, acaba de ser detenido por agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de la Policía Nacional de Pola de Siero, que buscan al cómplice que le ayudó en los asaltos. No obstante, aunque pasó a disposición del juzgado de guardia de Pola de Siero, se decretó su puesta en libertad, eso sí, con cargos.

Entre los establecimientos asaltados por el investigado se cuenta una farmacia en la calle Celleruelo de Pola de Siero, robada a principios del mes de diciembre. También la tienda de Orange y el supermercado Covirán, sin olvidar varios establecimientos hosteleros. El ahora investigado, siempre según la Policía Nacional, fracturaba con su cómplice las rejas y ventanas de protección de los negocios utilizando una maza o una tapa de alcantarilla, lo que causaba un destrozo considerable. Una vez con acceso al interior, y lo más rápidamente posible, apenas unos minutos para eludir la acción de las fuerzas de seguridad, se hacían con todos los objetos a su alcance, que no eran precisamente los de mayor valor.

Los investigadores, a través del análisis de huellas y de grabaciones de cámaras de seguridad, lograron identificar a los dos autores de los hechos, y también localizar y detener a uno de ellos. No será difícil dar con el otro presunto autor de los hechos, perfectamente identificado por los agentes.

El método utilizado por estos dos delincuentes recuerda el usado por la conocida como “banda del Seat”, consistente en un alcantarillazo, seguido de la rápida sustracción de los objetos más a mano, no siempre los de más valor. Esta banda sufrió numerosas detenciones, sin olvidar el impacto de la pandemia, que obligó a que redujese sus actividades.

Compartir el artículo

stats