“El primer mitin contra la inmoralidad se celebra en Pola de Siero. El pasado sábado, y hora seis y media de la tarde, tuvo lugar en el teatro Cervantes de la citada localidad, el primer mitin contra la inmoralidad en Asturias”. Así encabezaba una crónica periodística de 1929 el relato sobre tan singular acontecimiento, que no sería extraño para la época, pero que hoy es una de esas curiosidades que se encuentran en las hemerotecas de prensa y llaman la atención. En concreto, esta historia se publicó en el diario Región de fecha 29 de enero de ese año y no solo cuenta con todo lujo de detalles qué aconteció en aquella cita celebrada en la capital sierense, sino que aporta una de las pocas imágenes –sino la única– conocidas del interior del popular y desaparecido teatro sierense.

El acto, que fue el sábado anterior a la fecha de publicación, por tanto, el 26 de enero de 1929, lo presidió el por entonces alcalde de Siero, José Parrondo, e intervino como presentador de los oradores “Marcelino Noriega, presidente de la Juventud de San Juan, de Oviedo”. “Se levanta después el señor Fernández Inclán, que hace un brevísimo estudio del progreso de las artes inmorales y la influencia de estas en la sociedad. Ataca a la madre que presencia actos inmorales. Habla después del maestro, al que para su estudio clasifica en tres grupos: maestro que no enseña Religión, maestro que la enseña mal y maestro que enseña Religión. Terminó animando a todos los padres a que conduzcan a sus hijos por el camino de la virtud y de la cultura, ya que sobre ellos radica el futuro progreso de la humanidad”, se relata.

Página del diario que recoge la crónica sobre el "primer mitin contra la inmoralidad"

Algo más explícito en materia de qué había de considerarse inmoral fue el secretario de las Juventudes Católicas de Asturias, al que se nombra como don Guillermo Rodríguez, que “desarrolla el tema 'El progreso material y la degradación moral”. “Relaciona acertadamente estos dos asuntos y obtiene como consecuencias la influencia del cine en la formación de los espíritus. Combate las películas inmorales y exhorta a todos los oyentes a que procuren no acudir a esta clase de proyecciones al mismo tiempo que a evitar estos actos”, añade el cronista sobre lo acontecido en la reunión.

Será el “señor Santos Moreno” el que hable después para disertar sobre “la inmoralidad en los libros, combatiendo con una grande elocuencia la pornografía, lamentando su extensivo campo de acción”. “El libro es el mayor amigo del hombre a la vez que su mayor enemigo. El libro pornográfico es el mayor corruptor de la humanidad, porque es el que más fácilmente domina a todos los corazones”, se lee en la noticia sobre tan singular evento.