Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ángel García Alcalde de Siero (PSOE)

“Siero demuestra que se puede hacer otra política, que merece la pena pelear las oportunidades”

“No he decidido si optaré a repetir como candidato; me gusta mucho lo que hago, pero tengo 48 años y hay que sopesar vida personal y profesional”

Ángel García, "Cepi": "Todavía no he decidido si me presentaré a la reelección"

Ángel García, "Cepi": "Todavía no he decidido si me presentaré a la reelección" VÍDEO: Amor Domínguez/ FOTO: Irma Collín

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Ángel García, "Cepi": "Todavía no he decidido si me presentaré a la reelección" Paula Tamargo

Ángel García es regidor de Siero desde 2015. Afronta la recta final de su segundo mandato y, a un año de las elecciones autonómicas y municipales, afirma no haber decidido si quiere optar a repetir como candidato a la Alcaldía. Se siente respaldado por el partido, afirma, así que la razón de pensárselo obedece a motivaciones estrictamente relacionadas con su vida profesional y personal, insiste. Reticente a invertir tiempo en charlas sobre la posible candidatura, prefiere hablar de gestión municipal. Con el programa electoral cumplido, hace balance positivo. Añade que ha podido hacer “más de lo que yo pensé que iba a hacer cuando empecé”. Se confiesa “agradecido” a los vecinos a la vez que señala, sincero, que, por supuesto, habiendo cometido “seguro, errores”, sí tiene “la sensación de haber devuelto a los ciudadanos la confianza que depositaron en mí”.

–Queda un año para las elecciones y aún no ha aclarado si querría seguir, repetir como candidato a la Alcaldía de Siero.

–De momento no lo he decidido. Sí es algo en lo que pienso, pero queda mucho como para estar pensando ya en elecciones. Nos queda un año de mucho trabajo en el Ayuntamiento y hay que centrar los esfuerzos en eso. Acabamos de elegir un nuevo secretario general del PSOE de Siero y una nueva ejecutiva, un gran equipo que va a dar continuidad al proyecto que tenemos en el concejo. Evidentemente, después del verano tendré que tomar una decisión y compartirla con el secretario general de Siero y los compañeros de la agrupación en primer lugar.

–¿Está cansado o cuál es la razón de pensarlo?

–No, no, tengo muchos proyectos, ganas e ilusión. Simplemente tengo 48 años y si decido continuar pues bueno, profesionalmente ya poca alternativa me quedará. Si me meto en otros cuatro años en el Ayuntamiento, acabaría con 53. Y si ahora mismo decidiese hacer otra cosa, pues todavía puedo plantearme horizontes profesionales. Se trata de un proyecto personal más que otra cosa. Lo que tengo que decidir es cómo voy a acabar mi vida profesional y personal también en cierto modo. Me gusta mucho la política municipal, pero hay que sopesar ya a estas alturas de la vida algunas cosas que hasta ahora no había pensado en ellas.

Si una cosa he aprendido es la necesidad del pacto: el acuerdo debe ser el objetivo

decoration

–Explíquese.

–Bueno, te das cuenta de que las oportunidades de hacer ciertas cosas no van a estar siempre y que cómo no las hagas en un momento dado ya no las vas a hacer. Me gusta mucho lo que hago, le dedico todo el tiempo y esfuerzo. Hay que hacer renuncias. Ya apuré demasiado el tiempo para muchas cosas. Y ahora mismo, pues bueno, pienso en esa fotografía de futuro profesional o personal que quisiera tener. Seguro que después del verano lo tendré más claro. Pero de verdad, es que no deberíamos dedicar tanto tiempo a hablar de esto…

–A los sierenses les interesará saber si quiere o no seguir.

–Empezamos ya todos a hablar de las elecciones un año antes. Van tres cuartas partes del mandato, bien, pero es que queda una cuarta parte en la que hay que hacer todavía mucho. Pero mucho. Y no podemos estar ahora perdiendo el tiempo hablando de lo nuestro porque a la gente no le importa. Y habrá que ir pensando en ello poco a poco, no solo el candidato, sino la lista. Es importante la gente que vaya a ir, porque hay que trabajar mucho y hay muchos problemas en el día a día. Hay que dar la talla y si en Siero hemos conseguido dar un salto cualitativo en general, la próxima lista también lo tendrá que dar. No podemos bajar de nivel, habrá que mejorar el actual.

El presidente del Principado, Adrián Barbón, como secretario general de la Federación Socialista Asturiana (FSA), ha elogiado su labor como Alcalde y le ha animado a que repita.

–Evidentemente agradezco muchísimo sus palabras, que mi secretario general y el presidente de Asturias reconozca la labor suma, claro. Estoy muy agradecido de lo que ha dicho. Me siento arropado por el partido y por el secretario general en Siero, Juan Cofiño, lo mismo. Con ambos, tanto con Juan Cofiño como con Adrián Barbón, la relación es extraordinaria, excelente.

–Juan Cofiño, nuevo secretario general del PSOE de Siero. Vicepresidente de Asturias y hombre fuerte de Barbón. ¿Qué lectura debe hacerse? ¿Es para seguir impulsando el proyecto municipal con más respaldo autonómico o para controlar una agrupación que gana peso regional por la pujanza del concejo?

–Siempre he querido tener a los mejores cerca y de tener a alguien como Juan Cofiño como secretario general solo pueden hacerse lecturas positivas. Es un lujo tenerlo. Él y toda la Ejecutiva que se ha nombrado son un gran equipo para seguir impulsando el proyecto que tenemos en Siero hace años.

–Siero, municipio en auge, de gran dinamismo económico. Pese a la situación general, la Junta de Gobierno local no deja de tramitar solicitudes para nuevas actividades y obras.

–Hay un cambio importante que tiene mucho que ver con que hemos sido capaces de generar ilusión, que es muy necesaria y muy difícil de conseguir. Creo que desde el Ayuntamiento logramos trasladar a la sociedad de Siero esa ilusión que tengo yo como Alcalde y todo el equipo de gobierno como tal. Se ha logrado hacer ver que las cosas se pueden hacer de una manera diferente y que la Administración puede ser, debe ser, más amable, más ágil, facilitar más las cosas a la gente. Que ahí fuera además de muchos problemas hay muchas oportunidades y hay que pelear por aprovecharlas, lucharlas. Y que cuando toda una organización, en este caso, el Ayuntamiento, trabaja con un objetivo común que es generar empleo, oportunidades para su territorio, y empuja en una misma dirección, son muchas las cosas que se pueden conseguir. Humildemente, con errores como todo el mundo, creo que hemos introducido una manera de interpretar la política un poco diferente. Puede gustar o no, pero pienso que el resultado es razonablemente bueno.

Hace balance positivo.

–Hay más empresas, deuda cero, aumenta el presupuesto, hay una gestión más ágil, más afiliados a la Seguridad Social, ganamos población… Todo lo que hay en mente son proyectos de mejora, de avanzar y en definitiva también una transformación de los núcleos urbanos y de las zonas rurales. Todo ello permite intentar que la gente sea más feliz, que al final es lo que buscamos todos. Lo que es importante es que las cosas se pueden hacer de otra manera. Yo creo que en Siero hemos hecho una interpretación diferente a lo que viene siendo habitual en la política municipal.

–¿Se refiere a la agilidad en la gestión de licencias, a los pactos con otras formaciones? ¿A qué en concreto?

–El proyecto de gestión, agilidad en la Administración, el pacto y el acuerdo municipal, la calidad vida y servicios para los ciudadanos, poner a la empresa como un objetivo prioritario. Y no hablo de ayudas, aunque las haya. Dar ayudas es fácil, lo difícil es generar recursos para poder darlas. Todo es una rueda, si hay empresas, empleo, hay recursos y riqueza para el territorio y para hacer políticas para la ciudadanía en general y también para quien más lo necesita. Veíamos a la empresa como algo a lo que nunca se dedicaba tiempo. Ni arreglar los polígonos ni nada de nada. Eso cambió mucho. En general, en política, hay que hacer cosas distintas, no tener miedo a intentarlo por lo menos.

–Le ha dado mucho valor a la capacidad de consenso con otros grupos, de otros partidos.

–La estabilidad es fundamental. Cuando se dirige una Administración, hay que tener claros los objetivos, el proyecto de municipio en este caso. Y luego para poder llevarlo a la práctica, tener una mayoría suficiente, si no se queda en el papel. Desde 2015 que accedí a la Alcaldía hemos aprobado todos los presupuestos, siete en total, en tiempo y forma, con distintas combinaciones y fuerzas políticas. En el mandato pasado teníamos siete concejales de 25, los aprobamos todos. En este mandato, con 12 concejales de 25, evidentemente es más fácil, y también los hemos aprobado todos.

–En este mandato, pacta fundamentalmente con Foro y la Plataforma Vecinal de La Fresneda.

–En este mandato sí. Pero si una cosa he aprendido en política es que alcanzar acuerdos es el objetivo. El desacuerdo o la escenificación de ello no puede ser un objetivo. Y a la hora de alcanzar acuerdos yo siempre he mirado cuál es el acuerdo, no con quien. Cuál es mi objetivo, cuál es el acuerdo que quiero alcanzar o el proyecto que tengo sobre la mesa. Sin embargo, históricamente en la política se mira con quien y no el qué. Y yo en eso hago una interpretación diferente, a lo mejor equivocada, pero es la manera que tengo de entender la política y me ha ido bien.

–No es partidario de los cordones sanitarios.

–El objetivo es alcanzar acuerdos en beneficio de los ciudadanos. Yo miro cuál es el acuerdo, si es bueno o malo, y luego con quien. Si es un acuerdo bueno, porque vamos a empezar con lo de contigo no… Deberíamos intentar abandonar eso al menos en los ayuntamientos, que no legislamos y que el componente ideológico tiene menor peso por las propias competencias que tiene una administración local. Es muy distinto a lo autonómico y a lo estatal. Y pongo un ejemplo, si discutimos de un saneamiento poco componente ideológico puede haber… Me refiero a que aquí no legislamos y no hablamos de debates en los que esté en discusión quitar derechos a la gente o cambiar leyes.

Amazon nos sirvió para tomar conciencia de las posibilidades de nuestro territorio

decoration

–En su partido hay otras posiciones con respecto a Vox.

–Yo hablo del ámbito local. Cada uno tiene una manera de afrontar la vida política, pero sobre todo es porque en el ámbito local el cordón sanitario tiene que ser conseguir lo mejor para los vecinos. Yo me quedo con eso. Si hay un problema buscar una solución, es lo que hay que intentar. Ver cuál es la mejor solución que podemos ofrecer entre una mayoría y, al final, me quedo con eso. Al margen de que yo creo que la mayoría de la sociedad española es moderada, es razonable y tampoco veo como algo positivo darle protagonismo a quien no está en ese espacio de la moderación, hacerle importante. Tampoco es el mismo el Vox que puede haber en un Ayuntamiento al que hay a nivel autonómico o estatal. Mi opinión particular es que nunca me han gustado las posiciones extremas, vengan de donde vengan.

-Una de las prioridades y logros de su gobierno es la mejora en los procesos administrativos, más agilidad a todo aquello que pueda dársele para que cuajen o se consoliden desde inversiones de mayor tamaño hasta licencias para una vivienda unifamiliar.

-La Ley que regula Siero es la misma que regula al resto de Ayuntamientos, no tenemos una ley diferente. Si conseguimos ser más ágiles es por varios motivos. Primero porque es un objetivo y eso ya es muy importante. Tenemos que gestionar mejor, que significa tanto el gasto como el ingreso, significa tanto las inversiones como las licencias. Y en el caso de las licencias gestionar mejor significa ser más ágiles, porque si somos más ágiles y damos más licencias, generamos más recursos para poder destinar a otras áreas que decidamos políticamente. También conseguiremos atraer más inversión, porque esa facilidad se traduce en que la gente va a tener más interés, seremos más competitivos o atractivos para atraer inversión. Pongo un ejemplo, el que quiera hacerse una casa y decida venir a Siero pues si damos más licencias en un año traeremos más vecinos en un año que si estamos dos años para las mismas licencias. Y quien decide construir una casa también valora el hecho de que la Administración sea ágil a la hora de decidir dónde hacerla. Cualquier obra o licencia también genera recursos y al final es una cadena. Por lo tanto, la gestión es el pilar de cualquier gobierno, independientemente de luego la ideología o idea de un territorio que tengas. Pero gestionar mejor y más hoy en día, en una época de mucha dificultad, en la que cada vez los recursos son más escasos, en que Asturias pierde población, de pérdida de actividad en general, tiene aún más importancia si cabe.

­–Ha dicho varias veces que la Administración tiene que cambiar mucho.

–Muchísimo. Es necesario cambiar leyes, modos de funcionamiento, procedimientos, la estructura que hay de Administración. Lo que no puede ser es que a veces sea casi imposible hacer cosas por el laberinto, el camino intransitable en el que la hemos convertido. No solo para quienes gobernamos, sino para el ciudadano. No puede ser una Administración cada vez más compleja, más costosa y menos resolutiva. Y eso es agotador, intransitable. A veces es imposible avanzar con algunas cosas, cada vez es más difícil y eso hace que queden muchas cosas sin hacer. Necesita un cambio, una reforma radical, porque si no cada vez seremos menos útiles a la sociedad, cada vez costaremos más y haremos que nuestro territorio sea cada vez menos competitivo y pierda riqueza y oportunidades respecto de otras áreas de Europa y del mundo.

–Ya se ha hablado mucho de ello. Pero, ¿qué ha supuesto para Siero que la multinacional Amazon se decidiese por el polígono de Bobes para hacer su gran centro del Noroeste?

–Amazon, en cierto modo, nos puso en el mapa. Creo que había gente que pensaba que Asturias era Oviedo, Gijón y Avilés y luego el resto. Bueno, en Siero nunca habíamos contado demasiado para el resto de Asturias, ni siquiera a lo mejor nosotros mismos nos veíamos cómo lo que somos, el cuarto municipio de Asturias. Amazon nos ha servido para que nosotros los primeros nos veamos de ese modo en que comprobamos que sí es posible hacer más cosas, avanzar, mejorar, sí es posible tener un tratamiento con el resto del territorio sin tener ningún complejo. Y Amazon yo creo que nos dio ese toque que nos faltaba, ese plus. Siero geográficamente sigue en el mismo lugar, no lo hemos movido. Entonces, Amazon ha sido un poco eso, poner en evidencia ese estáis aquí, tenéis un buen territorio, una buena ubicación, muchas posibilidades. Y en ese sentido nos ha ayudado mucho.

-Auge de la construcción residencial en el concejo y un crecimiento espectacular de nuevo en La Fresneda.

-Siempre fue un modelo exitoso. Es una zona con una calidad de vida y unos precios que hacen, digamos, que sea un éxito. Hubo un parón cuando la crisis inmobiliaria, igual que hubo en todos los sitios. Y ahora ha habido una recuperación en el sector. A La Fresneda le ha beneficiado también el modelo que tiene, pues tras los confinamientos por la pandemia la gente busca casas para vivir con un poco de espacio al aire libre. Y eso se une a la agilidad municipal en la tramitación de los proyectos y a la mejora de los servicios: hay un colegio público magnífico, un instituto público que es impresionante, un lujo, un centro de salud, está bien comunicados... No es solo que sea un modelo acertado, sino que yo creo que la Administración, a todos los niveles en este sentido ha acompañado ese modelo y que el éxito sea mayor y se convierta en el tercer núcleo de población del municipio. Algo se habrá hecho bien también desde las administraciones para desarrollar ese modelo y para que sea un lugar con servicios y es un sitio muy bueno para plantearse vivir.

-El crecimiento es también destacable en la zona rural. Son estos núcleos los que están aportando un incremento de población considerable al municipio.

-Tenemos una zona rural residencial en la que nos beneficiamos de la buena ubicación, estamos muy cerca de los centros de trabajo y con un buen nivel de servicios. Estamos además mejorando todos los servicios en esas zonas menos urbanas. La llegada de la fibra óptica, el esfuerzo de estos años para llevar el saneamiento a todos los núcleos, para cumplir con el objetivo de que todos los vecinos del municipio lo tengan, buenos caminos y más o menos con un mantenimiento razonable... Hay más suelo y el precio de las parcelas en general, que no es tan caro como pueda ser en algunas zonas de Oviedo o Gijón... Todo ello, junto a algo en lo que insisto, la agilidad en la tramitación de las licencias para viviendas, hace posible lo que sucede. Estamos contentos con los resultados y haremos todo lo posible por seguir así, siendo ágiles, dando y mejorando servicios y atrayendo población a estos núcleos, donde la calidad de vida es muy alta.

-"Siero Verde", otra marca del concejo. Avanzar hacia un territorio medioambientalmente más sostenible es otra línea clave del proyecto municipal.

-Evidentemente eso tiene que estar en la agenda no solo de cualquier político sino de los ciudadanos. El mundo no es algo que sea inagotable, que pueda soportar cualquier presión de quienes lo habitamos, sino que tiene que ser algo que cuidemos cada día. Es nuestra casa. Y hay que cuidarlo, tenemos que pensar que hay muchos retos por delante que requieren del compromiso de todos los ciudadanos y de los políticos por supuesto. En Siero nos hemos establecido como uno de nuestros objetivos incorporar este reto, las acciones encaminadas hacia un territorio más sostenible y medioambientalmente más respetuoso, en todas las líneas de actuación municipales. A veces pareciera que el tema no va con nosotros, como si fuese una cosa que solo afectase al Amazonas o a lugares lejanos... Pero es cosa de todos, depende de todos los que habitamos el planeta y de todas las decisiones y gestos que hagamos cada uno en nuestro día a día.

Compartir el artículo

stats