Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los usuarios del tren entre Siero y Oviedo denuncian retrasos y cambios de hora

“Es una vergüenza cómo nos están tratando, esto es desesperante”, claman los viajeros

Estación de Feve de Pola de Siero. | T. S.

Ir a trabajar todos los días en tren desde Pola de Siero hasta Oviedo, o viceversa, se puede convertir en una complicada aventura. Así, al menos, lo denuncian los usuarios de la línea de Feve que va de Infiesto a Oviedo, que es la que pasa por varios puntos del concejo de Siero con destino a la capital del Principado. “Ayer (por el martes) estuvimos esperando hasta las once menos veinte de la noche, el tren llegó con más de media hora de retraso. Encima, siempre circula lentísimo y nos cambian continuamente los horarios”, denuncia Manuel Fernández Cuervo, uno de los usuarios que utiliza la línea de Feve para desplazarse cada día a trabajar entre Pola de Siero y Oviedo.

Los usuarios también lamentan que hay paradas en las que el tren no se detiene, como La Corredoria o Colloto. “Anoche no paró ni en La Corredoria ni Colloto”, confirma Fernández Cuervo. Todo ello hace que la gente desista y opte o bien por el vehículo particular o bien por el autobús. “Cada vez somos menos, la gente está marchándose, a mí me queda bien porque la estación me pilla cerca de casa, pero mucha gente opta por coger el autobús”, explica este usuario, al que le da “rabia” que “se deje morir” este servicio público. “El tren también tiene que funcionar, se destinan recursos públicos para que lo haga”, dice.

“Es una vergüenza como nos están tratando, es desesperante”, añade el viajero, dando voz a los usuarios del servicio. “La otra noche íbamos tres en el tren, algo normal porque con este servicio cada vez hay menos gente. Los viajeros de Nava no sé cómo lo harán, en la Pola por lo menos tenemos la estación de autobuses”, concluye.

Obras

El tendido de vía estrecha entre Infiesto y Oviedo va a ser objeto de una actuación de mejora de la vía que amenaza con interferir en el servicio durante los 23 meses de trabajos. La intención del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) es que las obras afecten lo menos posible a un trazado que no dispone de doble vía en su integridad. De acuerdo con el plan de obra, todas las actividades que afecten a la vía general se realizarán en el horario de mantenimiento que va desde la medianoche a las cinco de la madrugada.

El proyecto incluye la renovación de la totalidad de la plataforma, la sustitución de los aparatos de vía en mal estado o la reposición de pasos a nivel con losas modulares de caucho, que también se ejecutarán mediante cortes extraordinarios de fin de semana programados por la constructora que se encargue de los trabajos bajo la autorización del Adif. 

El tramo Colloto-Infiesto, incluido en la línea de ancho métrico Oviedo-Santander, tiene una longitud de 40,6 kilómetros, de los que 30,2 kilómetros son de vía única y 10,4 de vía doble, estos últimos en el término municipal de Siero. Tiene tráfico mixto de mercancías y viajeros, con una velocidad máxima de cien kilómetros a la hora que se alcanza en muy pocos puntos.

Las obras no supondrán una rebaja significativa en los tiempos de viaje ni en la velocidad comercial máxima permitida, dado que el proyecto del Adif no recoge ni una sola modificación del trazado ni tampoco la ampliación de la doble vía, que ahora se limita al tramo que va desde Oviedo hasta La Carrera.

Compartir el artículo

stats