Un soplo de aire fresco y mucha alegría en el aula rural de Aramil. La consejera de Educación, Lydia Espina, ha anunciado que el Principado no cerrará colegios rurales agrupados el próximo curso y mantendrá escuelas hasta con tres unidades, como por ejemplo en la localidad Sierense, que forma parte del CRA de Viella, en Siero. 

Espina ha explicado la intención de su departamento en vista de que la continuidad de este centro pendía de un hilo para los próximos cursos, dado que aunque empezaron este curso con once alumnos, más que de sobra para mantener abierto el centro.

De hecho, la ratio de Educación para las aulas de las escuelas rurales está establecido en sólo cuatro alumnos. Pero a lo largo del curso se han dado varias coincidencias que hacen peligrar la supervivencia de la escuela, como el hecho de que se haya ido una familia con varios niños por motivos laborales de los padres, lo que tuvo un efecto de arrastre en otras familias que dudaban si seguir matriculando a sus hijos en un centro con tan pocos estudiantes, en busca de una mayor socialización con más niños de su edad.

Todo ello además cuando la parroquia de Aramil sí había registrado dos solicitudes de nuevos alumnos para este curso, y cuando la parroquia es una de las más pujantes en Siero, con numerosas viviendas nuevas a las que se están trasladando familias con hijos en edad escolar. La decisión de Educación de mantener aulas rurales con tres alumnos ha sido toda una inyección de moral para este centro, como reconoce el director, Javier de la Roz, quien asegura que están "muy contentos" porque "verdaderamente era una lástima que esta escuela cerrara después de 30 años de vida".

Siguen a la espera de solucionar cuestiones como el poder contar con un servicio de comedor y madrugadores compartido con algún otro centro del entorno, como pudiera ser el colegio "Xentiquina" de Lieres, por proximidad, y que es otro de los centros que está creciendo en matrícula. "Sería de gran ayuda poder contar con estos servicios para que las familias siguieran apostando por una escuela de máxima cercanía", razona el director, con la satisfacción de, al menos, poder seguir dando servicio un curso más.