Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Menos de 1 millón

La renta de los sierenses, la que más subió entre los grandes concejos

De las tres ciudades asturianas, los ovetenses son los mejor formados, los gijoneses los de menos esperanza de vida y los avilesinos los que más llevan a sus niños a escuelas de bebés

Una vista aérea del polígono de Bobes, con la nave de Amazon a la derecha.

Los sierenses son los asturianos que más elevaron su renta en los últimos cinco años, según consta en la radiografía del Instituto Nacional de Estadística sobre las grandes ciudades y los principales municipios, aquellos con más de 20.000 habitantes. De media, cada vecino de Siero mejoró un 13% sus percepciones, la cifra más alta de todos los grandes concejos asturianos, hasta situarse en 2019 en los 13.231 euros por habitante y año. No obstante, no son los vecinos con mayor renta. Los ovetenses están a la cabeza en la renta individual, con una media de 14.706,03 euros, superando a un municipio que históricamente estaba a la cabeza de Asturias: Castrillón.

Las estadísticas de los principales municipios asturianos señalan diferencias significativas en las rentas de sus habitantes. Los ovetenses elevaron sus rentas un 11% en los últimos cinco años, en el mismo porcentaje que los gijonenses y los castrillonenses, ligeramente por debajo de los avilesinos (la elevaron un 12 por ciento) y por encima de los casos de Mieres (10%) y Langreo (6,5%), que son los que menos han elevado sus ingresos en el último quinquenio, según el INE.

Este dato guarda cierta relación con la salubridad demográfica de cada municipio. Así, Siero es el municipio claramente más joven de los grandes: tiene el menor porcentaje de habitantes mayores de 65 años y el más alto de menores de 14 años. Es, además, el de menor edad media de todos los grandes concejos. El sierense tipo tiene 48 años. Pero el ovetense medio tiene 48 años y medio, el gijonés casi 50 años, el avilesino 50 años y medio, el langreano medio 51 años y el mierense medio más de 53 años.

Los datos del INE referidos a los principales municipios señalan también diferencias curiosas. Los ovetenses son los mejor formados (un 51,36 por ciento de ellos tienen un nivel equivalente a la licenciatura), pero son los avilesinos los que más niños de hasta cuatro años tienen escolarizados en escuelas de bebés (el 63,6 por ciento). Gijón presenta la mayor tasa de desempleo de las tres grandes ciudades (13,42 por ciento) y la esperanza de vida más baja. Por ejemplo, los ovetenses viven de media casi un año más que los gijoneses (de los 83,07 años en la capital asturiana a los 82,15 de Gijón).

Las tres principales ciudades de Asturias suspenden en natalidad. Básicamente hay un niño por cada mujer, lo que no permite en ningún caso un crecimiento demográfico. En los tres casos, uno de cada tres hogares está ocupado por personas que viven solas, aunque el tamaño medio de los hogares está (con ligeras oscilaciones) en unas 2,25 personas. Sí es llamativo que Oviedo es la ciudad con más extranjeros (6 de cada 100 habitantes, frente al 4 por ciento de Avilés).

Compartir el artículo

stats