El palacio de Aramil, en Siero, se vende por un millón. La emblemática edificación, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) y una de las joyas del patrimonio del municipio, se comercializa, en concreto, por 999.999 euros, cifra en la que se oferta en el portal inmobiliario en el que se publicita como “una oportunidad única” y una propiedad exclusiva del siglo XVII en la que destaca “la torre que se encuentra en el ángulo noreste donde se encuentra el escudo de armas” nobiliario. Se incide además en las muchas posibilidades del inmueble, entre ellas “la hotelera”, y en que este ubica sobre una parcela de 123.802 metros “casi llana que le otorga gran entorno y espacio privativo propio”.

Es este uno de los edificios palaciegos de mayor porte de Siero y que fue propiedad de uno de los linajes más poderosos del concejo. Según figura en el expediente de Patrimonio que condujo a su declaración como BIC en 2016, “su construcción debe datarse entre las últimas décadas del siglo XVI y los comienzos del siglo XVII, no pudiendo encontrarse documento o referencia que permita señalar el momento exacto en el que esta se inició”. “El palacio de Aramil ha sido durante más de cuatrocientos años la casa de una de las ramas de una de las familias más influyentes y poderosas del concejo, los Vigil de Quiñones. Las fuentes la mencionan frecuentemente como la casa de los señores de San Esteban. Esta familia ha destacado por su participación activa en el patronazgo de la vecina iglesia románica de la parroquia de San Esteban de Aramil. Palacio y propietarios han estado desde largo tiempo muy vinculados y presentes en el devenir de esta iglesia y de la parroquia de San Esteban de Aramil”, añade dicho expediente.

Arquitectura civil barroca

Patrimonio considera el inmueble “uno de los ejemplos más representativos de la arquitectura civil barroca asturiana en sus manifestaciones más tempranas, apareciendo soluciones recién traídas por arquitectos santanderinos, tales como la del doble vano con arco rebajado para marcar la entrada principal en la fachada sur”.

Localizado en la finca conocida como La Fabariega, orientada al sur, hacia al cementerio parroquial de Aramil, el palacio, junto a la capilla de San Esteban de los Caballeros, situada a una cierta distancia, conforman uno de los tesoros patrimoniales de Siero. El templo, del siglo XII, también es Bien de Interés Cultural (BIC) desde 1960.