Toda una vida de desvelos por su Lugones de alma tuvo ayer para José Antonio Coppen su más que merecido homenaje, de mano de un buen puñado de amigos y colaboradores. El cronista oficial de la villa recibió un reconocimiento emocionado y unánime a “su perseverancia, un rasgo que le caracteriza, como manifestación de su irreductible carácter combativo, que matizado por su trato cercano y jovial, fino sentido del humor y franqueza, desarma las iniciales prevenciones del más pintado”, destacaron los impulsores del acto antes de hacer repaso de sus innumerables batallas por Lugones, población en la que Coppen dejó su impronta en numerosas causas: desde el impulso a una Casa de la Cultura o la edición de la revista de las fiestas de El Carbayu, pasando por la iluminación del Puente Vieyu, la creación del tanatorio o la reivindicación de la residencia de mayores , entre otras.

Por la izquierda, José Antonio Coppen, su hijo Jonás y su nieta Paula Coppen. | L. P.

Amigos como José Manuel Miranda, José Álvarez Alba, Pedro Paniagua, Paulino Martínez, Edita Reguera, Tina Gutiérrez, César Álvarez o Emilio Serrano quisieron destacar “su lealtad, su fino humor y sus desvelos por su patria chica” en un acto con la presencia del alcalde, Ángel García, y con varias actuaciones musicales que estuvieron a cargo de alumnos del Conservatorio Valle del Nalón.