Las obras del primer carril bici de La Fresneda, que en un futuro conectará la urbanización sierense con Lugones, enlazando la zona del centro comercial con la avenida principal de la localidad, ya están en marcha. Esta actuación cuenta con un presupuesto de 341.528 euros y un plazo de ejecución de cuatro meses.

Las obras han comenzado con el picado de la acera que conduce al Colegio Público de La Fresneda. El nuevo carril bici, que servirá de enlace con la futura conexión peatonal y ciclista entre Lugones y La Fresneda, iniciará su trazado en la carretera de acceso al Centro Comercial Azabache, discurriendo por toda la avenida Principal de la urbanización.

El recorrido terminará en la glorieta situada en la zona noroeste de la misma avenida, para dar conexión con la red ciclista existente del parque y prever la continuidad del mismo en futuras fases de ejecución de la red ciclista en la urbanización. De este modo, la intención es la de poder crear un anillo ciclable en todo el perímetro de La Fresneda, al que se podrían ir sumando nuevos tramos en el futuro. Así lo avanzó el alcalde, Ángel García, de visita a las obras junto con técnicos y el edil de Hacienda, el socialista Alberto Pajares.

El Ayuntamiento tendrá en septiembre el proyecto revisado de la conexión con Lugones

Este carril bici, que servirá de acceso principal y conexión con ramales y nuevos trazados, tendrá una longitud de 1.404 metros, 1.255 metros correspondientes al itinerario principal, 126 metros proyectados en la primera glorieta para la conexión con líneas futuras y 23 metros para enlazar con el carril bici del parque.

Al inicio del trazado, en la zona del centro comercial, el carril bici discurrirá por el margen derecho de la actual calzada, eliminando uno de los dos carriles de circulación, hasta la entrada al centro comercial, donde se utilizará la línea de aparcamientos existente.

Antes del paso bajo las líneas de ferrocarril, el trayecto cambiará al margen izquierdo, dejando la acera derecha para los peatones. El recorrido continuará hacia la primera glorieta, en la que se ejecutará un ramal hacia el margen derecho de la misma, que conectará en un futuro con los carriles bici del resto de viales que confluyen en la rotonda.

El carril bici continuará por el mismo margen y en la zona del parque se ampliará la acera para dotarla del ancho necesario para permitir el uso separado de peatones y ciclistas. También se conectará con el ya existente en el lado derecho, tras cruzar la avenida. Las actuaciones discurrirán hacia la glorieta noroeste de la avenida principal, finalizando el carril bici en el margen derecho de esa arteria urbana.

El Alcalde destacó que el proyecto «dará continuidad a la red ciclable de Lugones» y que espera seguir ampliándola a otros núcleos. «Además, creemos que es un proyecto que se compagina muy bien con la urbanización de La Fresneda y que permitirá transformar la movilidad haciéndola más sostenible y más amable para los vecinos», indicó García, que espera que para septiembre esté listo el proyecto de conexión ciclista y peatonal con Lugones, que deber ser revisado por el alto coste de los materiales.