Las fiestas de San Félix de Valdesoto están a la vuelta de la esquina y regresan cargadas de novedades, unas históricas y otras más actuales. Los organizadores han recuperado una tradición que dejó de celebrarse hace al menos medio siglo y que "las generaciones más jóvenes no llegaron a conocer siquiera", señala el presidente de la sociedad de festejos, Alberto Rodríguez. Se trata de la procesión del Santu, que hace décadas salía a hombros de los fieles por los caminos de la parroquia pero que dejó de hacerlo hace muchos años sin que se sepa del todo el motivo.

Este año, después de dos ediciones canceladas por la pandemia, la procesión es una de las novedades que se prevén en las fiestas. En concreto, tendrá lugar tras la misa festiva del mediodía el domingo, entre el campo de la iglesia y el prau de la fiesta.

Con ello, quieren volver a las raíces de las fiestas para celebrar como se hacía entonces, pero sin olvidar los toques de modernidad que, por ejemplo, llegarán de la mano de varias furgonetas de comida ("food trucks") que ofrecerán bocados de puntos tan exóticos como Tailandia. Será después de que las fiestas echen a andar mañana (viernes) de la mano de los pregoneros de este año, el Grupo de Teatro San Félix, encargado de animar el chupinazo festivo, así como la elección de la reina y damas de honor o la actuación especial de la Asociación Folclórica San Félix de Valdesoto por su 43.º aniversario.

El sábado estará dedicado al deporte, con una prueba de motocross, seguida de juegos infantiles y la primera gran verbena con la orquesta "Principal" y el grupo "D’Cano". El domingo, además de la misa de mediodía y de la procesión de San Félix, los romeros podrán disfrutar con la IV Concentración de Vehículos Clásicos y de una verbena con Dj.

El lunes (día 15) se celebrará la jornada más esperada por todos los vecinos y visitantes después de dos años de parón. El Concurso Provincial de Carrozas, declarado de Interés Turístico Regional, desembarcará de nuevo en la parroquia con siete carrozas que estos días están siendo ultimadas por las peñas. No ha sido fácil, pero no han querido perder la tradición y han echado el resto para que el desfile de artefactos, amenizados por pequeñas representaciones teatrales en clave de humor, recupere el esplendor de otros años. El mismo día se repartirá el bollo a los socios y se celebrará la jira campestre, con la última verbena a cargo de "Pasito Show" y la entrega de premios de las carrozas como traca final. Todo para que San Félix vuelva a brillar.