El Ayuntamiento de Siero tiene grandes planes de futuro para la capital del concejo, la Pola, y en entre ellos el más llamativo será el que afectará al parque de Alfonso X el Sabio, el pulmón verde del centro urbano poleso que será objeto de una remodelación para hacerlo más grande y más atractivo aún para los vecinos.

El proyecto está ultimándose aún, pero han trascendido algunas actuaciones que se acometerán el año que viene con cargo a los presupuestos municipales de 2023, aprobados ayer mismo en el Pleno municipal. La intención es, según ha contado el alcalde, el socialista Ángel García, la de ampliar la zona verde hacia el este, hacia el edificio que ahora mismo ocupan las oficinas de Urbanismo y que antiguamente albergó la Casa de Cultura y la biblioteca, antes de la construcción del gran equipamiento cultural del que ahora dispone la Pola.

La ampliación del parque, de llevarse a cabo con los planteamientos actuales, supondrá la eliminación del tramo correspondiente de la calle Luis Navia Osorio, uno de los viales que ahora dan acceso a la calle Alcalde Parrondo. También se actuará sobre la calle Florencio Rodríguez, paralela al parque, con la intención de adoptar en la Pola un modelo de espacios amplios y más transitables para los vecinos, con menos tráfico rodado y por lo tanto, más amigables con el medioambiente.

A falta de más concreciones del diseño, García ha dado a entender que el modelo que servirá de guía para la capital del concejo será el de Lugones, donde se ha dado la vuelta como un calcetín a la concepción y trama urbana de los últimos años con la creación de grandes bulevares y zonas amplias en las que la vegetación gana terreno, con la creación de numerosos carriles bici interconectados.

La idea para la Pola es similar, dando continuidad al carril bici que se ha construido en el acceso oeste, desde la glorieta de Ullaga. Ahora llegaría además el turno de hacer extensible la mejora a la otra entrada a la capital del concejo, hacia la que se dirigirán las actuaciones en años venideros. Y de hecho, el propio regidor ya avanzó que están estudiando cómo concurrir a nuevos fondos de financiación europeos que permitan remodelar a fondo la capital polesa, tras los ambiciosos planes desarrollados en Lugones y el inicio de la gran zona pública de la Plaza del Ferroviario, ubicada en El Berrón.