En Copenhague existen sistemas de conteo de ciclistas en distintos puntos de la capital de Dinamarca que además tienen instalados paneles sobre las vías para ir informando a quienes pasan sobre cuántos ciudadanos han atravesado ese punto concreto a lo largo del día y ofrecen también un cómputo del acumulado del año. Al alcalde de Siero, Ángel García, que visita la ciudad danesa para conocer en la práctica la experiencia en materia de movilidad sostenible de un lugar que es una referencia mundial en la materia, le ha gustado la idea. La instalación de uno de estos contadores se valorará en el momento en que se aborde la estrategia urbana que está previsto desarrollar para El Berrón. Será esta localidad, donde es muy habitual el paso de aficionados al pedaleo, la que acogerá, de desarrollarse la propuesta, uno de estos instrumentos que funcionan con sensores para registrar el tráfico de quienes se desplazan en bicicleta.

Ayer, el regidor, junto con la edil de Urbanismo, Susana Madera, que participa también en este viaje de trabajo, recorrieron varios de los puntos de la capital danesa de las zonas que comunican el centro de la ciudad con las áreas residenciales del entorno y que constituyen los trayectos habituales que realizan a diario los ciudadanos para ir a trabajar. Entre ellos, se encontraba el tramo del puente Queen Louise Bridge, sobre en el que se ubica uno de estos contadores. Antes del mediodía de ayer, el panel informativo ya señalaba que lo habían atravesado 2.648 ciclistas. El Alcalde, que de nuevo ayer se movió pedaleando, sumó uno más a la cuenta al pasar en bici por el lugar.

La instalación de uno de estos sistemas podría incluirse en la estrategia urbana para El Berrón

En lo que va de año, según este mismo contador, la cifra de ciclistas que lo han atravesado se acerca ya a a los 3,5 millones. Ayer señalaba, concretamente, un número de 3.408.032 ciudadanos que habían pasado sobre él desde que comenzó 2022. Las cantidades son considerables, pero no sorprenden a poco que se pasee por la ciudad, donde lo que sí llama la atención a quien nunca la ha visitado es el incesante flujo de ciclistas y más aún que las bicis sean más numerosas que los vehículos y que estas convivan en perfecta armonía con la circulación de coches –en su mayor parte eléctricos– y autobuses sin que uno y otro parezcan entrar en conflicto en ningún momento, ni siquiera cuando comparten algunos tramos de vía de notable afluencia en los que el carril bici no está delimitado.

Ciclistas, ayer, circulando junto a un autobús de transporte público en una de las zonas más concurridas del centro de la ciudad, junto al Ayuntamiento de Copenhague. | P. Tamargo

El regidor realiza esta visita para ver en la práctica un modelo de movilidad sostenible que se acercan a conocer cada año más de 400 delegaciones de todo el mundo y en el que aprecia iniciativas "extrapolables" a territorio sierense, donde ya se ha llevado a efecto un ambicioso plan de implantación de carriles bici en Lugones y se han iniciado tramos en otras localidades como la Pola. Serán precisamente la capital sierense y El Berrón quienes protagonicen los próximos desarrollos urbanos que se aborden desde el punto de vista de la movilidad sostenible y la creación de espacios "más vivibles para los ciudadanos". En la previsión para el diseño de esas estrategias se encuentra la extensión de carriles bici en ambos núcleos: de hecho, la idea es el desarrollo de medidas que "compacten" ambos núcleos, los acerquen, incluso una senda peatonal y ciclista entre ellos.

El alcalde, este jueves, pasando junto al contador del puente Queen Louise de Copenhague P. T.

En este marco se encuadra también la idea del contador de ciclistas en El Berrón. "Sería una manera de estimular el uso de la bici, como punto de encuentro y referencia ciclista", destacó el regidor, que también piensa en que estuviese vinculado a alguna iniciativa solidaria consistente en que por cada ciclista pudiese haber algún tipo de colaboración con colectivos benéficos.