Suscríbete La Nueva España de Siero

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La escasa oferta de pisos genera subidas del alquiler mensual de hasta 50 euros en Siero

"Lo poco que sale se arrienda al momento", subrayan los responsables de las inmobiliarias, que detectan un endurecimiento de los requisitos

Noemí Rivas, a las puertas de la inmobiliaria. | L. Palacios

El precio del alquiler en Siero sube de forma constante, aunque moderada. La cuota mensual de las viviendas en arrendamiento ha experimentado un incremento en los últimos meses derivado del generalizado alza de precios, pero las inmobiliarias coinciden en su mayoría en que se trata de subidas "asequibles, de unos veinte, treinta o cincuenta euros" en las que también tiene mucho que ver la escasez de pisos en arrendamiento.

"Hay casos, especialmente entre los que tienen inquilinos de larga duración y con los que los arrendadores están contentos, en los que se prefiere no subir el precio y asegurarse un buen rendimiento", señala José Ramón Vicentiz, de la Inmobiliaria Vicentiz, quien también apunta a la falta de oferta. "Todo el mundo quiere vivir en Siero por las buenas comunicaciones, ya que está en medio de todo, y de ahí que lo poco que sale se alquile al momento", afirma.

Cuestión diferente son los nuevos alquileres, en los que, ahí sí, los profesionales del sector advierten de un endurecimiento de las condiciones para acceder a los contratos con el arrendador. "Estamos hablando de que se está pidiendo contar con contrato fijo y una nómina de, al menos, 1.400 euros para un alquiler de 500 euros", explica Edeleine López, de la Inmobiliaria Reines. En su caso, están notando cómo los propietarios de las viviendas, especialmente en el caso de pertenecer a comunidades, plantean una revisión de los precios para actualizarlos al IPC. "Se ha notado una subida en los últimos meses y no parece que la cosa vaya a mejorar a corto plazo", señala. Este incremento del precio tampoco es espectacular, reconoce. "Estamos hablando de que un piso con dos habitaciones y plaza de garaje costaba 440 euros al mes y ahora está en 490 euros".

"De todos modos, se sigue alquilando y es el mismo mercado el que sube los precios", reflexiona López, quien apunta como "la gente se está tirando al alquiler y no a la compra. Si se sigue arrendando, los precios seguirán subiendo". Su colega Roberto Rodríguez, de M. J. Inmobiliaria, señala que en Lugones se ha notado más la subida del alquiler por su condición de extrarradio de Oviedo y de punto mejor comunicado por transporte público del concejo. A este respecto, resalta que "hay dificultades para alquilar, ya que cada vez es más complicado cumplir los requisitos debido a que también hay más problemas para pagar".

En la Inmobiliaria La Isla, de la Pola, destacan que "los precios suben, pero poco". "Si hay un alza de las cuotas para los arrendadores se debe, sobre todo, a que apenas hay oferta en este mercado, con lo que, sea al precio que sea, se alquila", explica Noemí Rivas.

Compartir el artículo

stats