La zona rural del concejo de Siero se consolida como punto fundamental de atracción de nueva población en el centro de Asturias. Los datos ya fueron muy buenos en los años precedentes y, a pesar de las dificultades económicas de los últimos meses, las solicitudes de licencias para la construcción de viviendas unifamiliares en áreas no urbanas siguen disparadas. En lo que va de 2022 se han tramitado 145 peticiones. Por parroquias, La Carrera es la que más suma, después de que se hayan solicitado un total de 39 permisos para nuevas viviendas de tipología individual en ese entorno. La mayoría corresponden a una promoción que ejecutará 26 casas en hilera.

Otra de las parroquias con más pujanza es la de Anes, donde este año se han recibido ya once solicitudes para vivienda unifamiliar. Se da la circunstancia, además, de que tanto en La Carrera como en Anes se completará en unos meses la extensión de la red de saneamiento.

La Fresneda sigue estando en lo alto del ranking de zonas preferidas para la edificación, con veintidós licencias pedidas, ocho de ellas para viviendas en hilera. Valdesoto y Lugones también se suman al tirón de los entornos rurales favoritos para levantar una casa. En el primer caso, se han tramitado trece licencias para unifamiliares. En el segundo se ha llegado a catorce.

En Argüelles está previsto edificar este año hasta ocho nuevas casas, mientras que en Tiñana serán diez los nuevos pisos unifamiliares. En Viella se han resuelto cinco licencias, en la Pola otras tres, cuatro en Celles, tres en Feleches, otras tres en Santolaya y dos en Collado, Granda, Hevia y Samartino. Cierran el ranking Lieres y Carbayín, con una licencia cada una de ellas.

También se están tramitando cuarenta licencias de rehabilitación y ampliación de viviendas, todas ellas en zonas rurales del concejo, lo que da buena fe del peso cada vez más importante de los pueblos en el futuro urbanístico de Siero, más allá del poder de atracción de población de las localidades más grandes como son la Pola o Lugones.

Las cifras, además, ya son más elevadas que las del año anterior a estas alturas del ejercicio. La concejalía de Urbanismo prevé que se mantengan las licencias al alza varios meses más.

Sesenta viviendas de Ferrera tendrán lista la red de saneamiento dentro de seis meses


Las obras de la primera fase del saneamiento de los núcleos de Ferrera y Otero, en las parroquias de La Carrera y Celles, acaban de dar comienzo con un presupuesto de 854.921,04 euros y un plazo de ejecución de seis meses. Esta primera fase llevará la red al núcleo de Ferrera, en La Carrera, que suma una población total de unos 120 habitantes, con cerca de sesenta viviendas que actualmente no cuentan con red de saneamiento. El trazado, con 2.831,19 metros, contempla una conducción principal y seis ramales. El colector principal, que va desde el ámbito conocido como El Berrón Alto hasta la zona de La Barreda, recoge por gravedad las aguas de las viviendas situadas en el camino. Los ramales darán servicio a las casas fuera del trazado, a tres viviendas de Noreña y a la gasolinera ubicada en las inmediaciones de la glorieta junto al enlace de la Autovía Minera. Las obras también incluyen la construcción de un aliviadero en las proximidades del río Ferrera.