Las máquinas ya trabajan en la demolición de las antiguas dependencias del servicio municipal de aguas de Pola de Siero, en la zona del antiguo matadero. El proyecto cuenta con un presupuesto de 144.935,00 euros y un plazo de ejecución de 4 meses.

 

El regidor, Ángel García, ha visitado el derribo, con el que se completan las actuaciones para dejar diáfano el espacio: primero fue la nave del macelo la que se desmanteló, y ambas actuaciones han supuesto una inversión de más de 500.000 euros, generando un nuevo espacio para el que se estudiará la viabilidad de nuevos proyectos. Se está rematando la actuación, y la intención del gobierno municipal es la de acondicionar un amplio espacio para uso y disfrute de los vecinos de la zona oeste de la capital sierense, con zona verde y espacios lúdicos.

 

El servicio de aguas se ha trasladado por su parte a las naves municipales ubicabas en el Polígono de La Tejera en Pola de Siero, y con esta actuación se sigue trabajando en la nueva fachada de la entrada occidental a la villa.