El Río Nora no presenta su mejor aspecto en los últimos tiempos por la presencia de maleza y zonas derrumbadas en varios puntos, y la intención del Ayuntamiento de Siero es la de acometer un ambicioso proyecto para renaturalizar este entorno, mejorarlo y favorecer la presencia de fauna e imbricarlo en una red de movilidad sostenible, a pie y en bicicleta. El coste de este proyecto sería, indicó el alcalde, de "unos siete millones de euros", pero el documento de acciones concretas no estaría aún redactado, un escollo para que se aprobara en el Pleno de esta mañana la presentación a una subvención de la Fundación Biodiversidad.

Es la tercera vez que se propone esta acción para concurrir a ayudas, y en las dos anteriores no fue posible conseguir la financiación. Al Ayuntamiento le urge presentarse de nuevo a la convocatoria, antes del 22 de diciembre, porque es la última en este sentido. Pero la oposición lamenta que "después de varios años de tramitación, de presentarse dos veces a las ayudas, no se nos haya remitido a las líneas de actuación que se pretenden", afean. De ahí que la propuesta para concurrir a la subvención haya sido aprobada sólo con los votos a favor del equipo socialista de gobierno y Foro.

El alcalde, Ángel García, aseguró que él tampoco conoce el proyecto, si bien "en cuanto esté, porque se está trabajando para mejorarlo, se pondrá a disposición de todos los grupos para su estudio y aportaciones".

Lo que se sabe es que la actuación sería integral, con la eliminación de zonas indundables, para acercar el río a las poblaciones y favorecer su disfrute en todo su recorrido, con una actuación ambiental profunda.