La Asociación de Pensionistas, Jubilados y Prejubilados "El Nozalín", de Carbayín Alto (Siero), volvió a celebrar este mediodía su comida anual, un acto que reanudan con total normalidad tras el parón por la pandemia. La cita tuvo lugar en esta ocasión fuera del concejo, en concreto en el restaurante Amandi, en Villaviciosa, donde se congregaron 122 socios y donde se premió a cuatro de ellos por ser los más mayores de toda la asociación: Manuela Álvarez Álvarez, Aquilina Suárez Cueto, Ramiro del Valle Roces y José Manuel Martínez Rodríguez.

La pena fue que, por motivos de salud, ninguno de ellos pudo asistir y fueron allegados y familia cercana quienes asistieron para agradecer el reconocimiento de su parte. Manuel Álvarez Álvarez, de 90 años, fue maestra durante 40 años en diferentes puntos de Asturias, entre ellos en Carbayín Alto. Aquilina Suárez Cueto, por su parte, también de 90 años, aún vive con su hija en Carbayín Alto. Ramiro del Valle Roces, de 86 años, trabajó como electricista en la mina Mosquitera durante 48 años y es un gran aficionado al deporte, habiendo corrido varias maratones. Por último, José Manuel Martínez Rodríguez, de 85 años, que trabajó en Duro Felguera y Hunosa durante 41 años, desarrollando actividades de albañilería, oficinista y en almacén, sigue viviendo en Carbayín pero ayer no pudo estar presente en la comida en la que se le rindió homenaje.

Al acto, además de los responsables de la asociación "El Nozalín", acudió el alcalde de Siero, Ángel García, y el concejal de Infraestructuras en el Medio Rural, Alejandro Villa.