Siero continúa sumando obras de arte callejero urbano en forma de murales de gran formato en las medianeras de edificios. El alcalde, Ángel García, y el edil Raimundo Díaz visitaron ayer el inicio de las labores de pintura del nuevo mural promovido por el Ayuntamiento en Lugones, que será ejecutado por el artista Pablo Zabala con la ayuda de Antón Carrero.

La intervención tiene un presupuesto de 12.000 euros y se llevará a cabo sobre la pared oeste de un bloque de viviendas ubicado en la Avenida de Oviedo. Tal y como explicó el autor, se tratará de una obra con una superficie de 330 metros cuadrados, y consistirá en una representación de la vegetación autóctona de la zona, buscando transmitir al espectador una sensación de inmersión en la naturaleza. En la actualidad la pared presenta un gran graffitti con símbolos.

El primer edil destacó que se trata del séptimo mural de estas características en Siero y que "continúa con la temática del cuidado y respeto del medio ambiente, que es algo que queremos promover en todas nuestras acciones".