"Los funcionarios han dado un golpe encima de la mesa para dejar claro que no están de acuerdo con la política de personal que se está llevando a cabo en el Ayuntamiento de Siero". Así valoraron ayer los portavoces del Sindicato Independiente de la Policía Local de Asturias (SIPLA) su triunfo en las elecciones sindicales celebradas este lunes en el Consistorio. Las mismas fuentes aseguran que el resultado "lanza un mensaje" al alcalde, el socialista Ángel García, con quien el sindicato policial mantiene sonoras diferencias. "Queda claro que teníamos un apoyo silencioso de los funcionarios, como así lo han expresado con libertad en las urnas", añaden desde el SIPLA.

"Velaremos porque se respete a la plantilla y trabajaremos para erradicar las situaciones de acoso laboral que se están dando", subrayan también en el sindicato policial

El SIPLA obtuvo 56 sufragios, lo que le ha dado tres delegados. UGT, con 54 votos suma otros tres. La Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) obtuvo dos representantes, tras lograr 25 apoyos, mientras que Comisiones Obreras (CC OO), el sindicato que más baja, se ha quedado con un delegado y 23 votos.