El camino que une la última urbanización de Forfontía, en Siero, con el cementerio de la localidad ha sido abierto y está siendo reparado para que pueda ser usado por los vecinos después de treinta años cerrado. "Era una vieja demanda de los vecinos y hemos decidido actuar para el uso y disfrute de todos los vecinos, seguimos con nuestro compromiso con el concejo para que Siero sea un lugar donde vivir", explica el concejal de Medio Rural, Alejandro Villa. El Ayuntamiento ha destinado una partida de 8.200 euros para esta actuación y ha suministrado también el material necesario para abaratar los costes de la ejecución.

Las labores comenzaron con la limpieza integral del vial, que estaba colapsado por la maleza y árboles caídos en las tres últimas décadas. Después, continuaron con la instalación de piedra en rama. Se trata de áridos gruesos de forma irregular procedentes de las voladuras que se ponen como base del pavimento. Es una especie de adoquinado. Después, la intervención finalizará con el compactado de zahorra a lo largo de los 320 metros de longitud que tiene el camino de la parroquia de San Martín de La Carrera. Una vez que se asiente, el Consistorio abrirá el paso para el uso y disfrute de los vecinos de la zona.