Las antiguas escuelas de Samartino en la parroquia de Vega de Poja, en Siero, lucen como nuevas. El Ayuntamiento, a través del plan de mantenimiento de los centros sociales y escuelas del municipio, ha realizado diversas labores de conservación y mantenimiento en el inmueble con una inversión de 1.000 euros. Se ha pintado el exterior del edificio y se aprovechó para limpiar los canalones y bajantes y, así, evitar su colapso. "Antes de pintar se cargó la fachada porque había mucha carga suelta", señala el concejal del equipo de gobierno, Raimundo Díaz, quien visitó ayer el equipamiento para comprobar el resultado de los trabajos.

Allí, Díaz afirmó que continuarán con el plan de mantenimiento en otros puntos del concejo. "Estamos intentando reparar todos los desperfectos. Empezamos por lo más urgente que son tejados y canalones pero seguiremos para solucionar todas las peticiones de centros sociales y escuelas". Unos edificios que son usados por las asociaciones vecinales y entidades culturales del municipio y cuyo mantenimiento depende del Consistorio.