Nicolás Fernández, el niño de la Fresneda que inspiró a su tía para escribir un libro

Rocío Marenco acaba de publicar "Tradiciones y Celebraciones", un cuento infantil escrito en la urbanización sierense para fomentar valores como la amistad o el amor a la familia

Por la izquierda, "Kira", Rocío Marenco y Nicolás Fernández.

Por la izquierda, "Kira", Rocío Marenco y Nicolás Fernández. / Lucía Rodríguez

Lucía Rodríguez

"Cuando le cuente a mis compañeros de colegio que mi tía me ha escrito un libro, van a alucinar". Son palabras de Nicolás Fernández, visiblemente emocionado. Nico, como lo conocen todos sus amigos, de cuatro años de edad y residente en La Fresneda, acaba de recibir de manos de su tía, Rocío Marenco, su primera obra literaria. Para escribirla, esta gaditana casada con un asturiano, se inspiró en su sobrino sierense. "Tradiciones y Celebraciones" es un cuento infantil donde Marenco descubre a sus pequeños lectores, a través de la mirada de su perra "Kira", una beagle de 9 años, fiestas que van desde el emocionante día de Reyes hasta la mágica noche de San Juan. "A medida que iba pasando el año, fui cogiendo las fiestas más significativas, porque tampoco quería meterme en celebraciones que fueran demasiado locales", explica Marenco.

La autora recuerda que "todo empezó mientras yo estaba convaleciente de una operación de ligamentos y menisco de una rodilla". Durante el periodo de recuperación, "intentaba distraerme como podía, porque tenía que guardar reposo, y escuché en un podcast en el que decían que, para evitar los pensamientos negativos, lo mejor era crear cosas, así que recogí el consejo y comencé a escribir y editar a través de herramientas digitales".

El piso de su suegra, ubicado encima de la farmacia de La Fresneda, se convirtió en el lugar donde se gestó el cuento. "La mayor parte del manuscrito está escrito en la urbanización sierense que, junto a mi sobrino, fue una de las fuentes de mi inspiración". Y es que, para la autora, "Asturias es mi segunda casa y quería que el libro fuera también un guiño a ese aprecio que tengo por la tierrina, donde vengo cada vez que tengo ocasión".

Marenco, que señala que la publicación, de Apuleyo Ediciones, está dirigida "fundamentalmente a niños de entre 3 y 8 años de edad". Kira, "que es una perrita muy entrañable a la que le encantan los niños, les explica las principales características de cada festividad, intentando resolver las dudas que les puedan surgir a los pequeños de ese tramo de edad". El texto ofrece "una ventana hacia la emoción y la alegría de celebrar en familia", fomentando, además, "valores como la amistad, el amor de la familia y el disfrute de los momentos especiales", según señala la escritora.

Es un cuento innovador, que destaca por su inclusividad y accesibilidad, gracias a un audiolibro descriptivo y un QR de fácil lectura, proporcionado por la empresa Navilens "que tuvo la deferencia de ofrecérmelo de una manera totalmente altruista". La escritora explica que "yo padezco una enfermedad degenerativa de la vista, retinosis pigmentaria, y quería que la lectura fuese también accesible a personas con discapacidad visual". Algo con lo que ha conseguido una experiencia interactiva única, en un afán de superación personal.