Marina Navarro, una de las notarias más jóvenes de España, de estreno en la Pola

La naviega ganó el concurso para obtener la plaza vacante que quedaba en el concejo, tras pasar por Palas de Rei (Lugo), Colunga e Infiesto

Marina Navarro y Ángel García en la nueva notaría de la Pola

Marina Navarro y Ángel García en la nueva notaría de la Pola / L. R.

Lucía Rodríguez

Hace seis años, Marina Navarro (Navia, 1991) se convirtió en la notaria más joven de España al aprobar las oposiciones con tan solo 26 años en una durísima prueba que preparó a conciencia durante tres años. Hoy, con 33 años recién cumplidos y tras una trayectoria profesional en la que asegura que ha "aprendido muchísimo", abre su propia notaría en Pola de Siero, con un equipo de cuatro personas que espera ampliar pronto.

Tras aprobar la oposición en 2018, Navarro inició su andadura profesional en Palas de Rei (Lugo). "Está justo enclavado en el Camino de Santiago y es un sitio pequeño en el que tuve trato directo con todos los vecinos", recuerda. Poco después, le surgió la oportunidad de volver a casa, a Asturias. "Soy una persona muy fiel a mis raíces y cuando salió una plaza en Colunga no lo dudé". Allí, donde estuvo cerca de año y medio, fue "inmensamente feliz".

A pesar de que reconoce que se fue de Colunga con pena, "llegué a Infiesto y, si lo anterior había sido buenísimo, esto era igual de bueno", afirma. Navarro asegura que durante esos tres años se sintió como en casa. "Siempre le estaré eternamente agradecida al concejo de Piloña", añade.

Hace un par de meses, tuvo lugar el concurso notarial. La joven tuvo que tomar una nueva decisión. "Yo, que nunca me he caracterizado por optar por lo cómodo, ni por lo seguro, conseguí la plaza que se había quedado vacante en Pola de Siero y me decidí a abrir este nuevo espacio por mi cuenta y bajo mi proyecto, que es también el de todo mi equipo", apunta.

En el concejo de Siero hay demarcadas tres notarías, que van en función de la población. Una de ellas está ubicada en Lugones y las otras dos, en Pola de Siero, lugar donde Marina Navarro decidió dar un nuevo giro a su trayectoria. El pasado 21 de mayo, la joven abrió las puertas de un local que anteriormente ocupaba un banco, "aunando el trabajo de servicio público, porque al final no dejo de ser una funcionaria, y el aspecto empresarial", según señala.

Este miércoles, la notaria recibía la visita del alcalde de Siero, Ángel García, quien aseguró que la apertura del local "es una gran noticia". "Así como aumentamos la población y las empresas, también aumenta el servicio público", indicó el regidor. "Me gustaría seguir en la misma línea que hasta ahora, pero ampliando horizontes, llegando a más personas, más particulares y más empresas", concluyó Marina Navarro.