El Alcalde anuncia que se logra cambiar la ubicación de una de las plantas de almacenamiento de baterías de Siero

El Ayuntamiento da hasta tres alternativas para alejar la de San Miguel de las zonas de viviendas y espera avances también para poder mover la de Argüelles

Almacén de energía de Acciona en Texas (EE UU), con una potencia y una superficie similares a las de varias plantas proyectadas en Asturias.

Almacén de energía de Acciona en Texas (EE UU), con una potencia y una superficie similares a las de varias plantas proyectadas en Asturias. / ACCIONA

Siero cuenta con dos proyectos para instalar plantas de almacenamiento de baterías, uno en Argüelles y otro en San Miguel de la Barreda. En el caso de este último ya hay una aceptación de la empresa de cambiar su ubicación original para alejarlo de las zonas en las que hay núcleos de población. Así lo avanzó ayer el alcalde, Ángel García, que aseveró que espera conseguir lo mismo para el otro plan, esto es, desplazar también el de Argüelles. 

«El de San Miguel de la Barreda ya no se va a hacer donde se preveía, se ha descartado esa ubicación y se ha encontrado una mejor solución con la empresa. Ahora estamos trabajando para que en Argüelles se renuncie a la localización actual, con rechazo vecinal, y se pueda dar con otro espacio más adecuado», dijo el regidor, que agradeció la disposición de las empresas que los impulsan, «pues jurídica y urbanísticamente tienen derecho a instalarse donde plantean».  El surgimiento por toda Asturias de este tipo de proyectos es relativamente reciente y no existe legislación autonómica o normativas municipales aplicables para regularlos. El Principado ha anunciado su desarrollo y los ayuntamientos van buscando en tanto soluciones posibles para atender las reclamaciones vecinales.

El alcalde señaló que en el caso de San Miguel se han ofrecido tres alternativas posibles, aunque no desveló de momento cuáles. Destacó que los avances son el fruto "de la negociación y el diálogo", que contrapuso a la actitud de aquellos que entienden la política únicamente como confrontación.