El Berrón burgalés toma plaza en Siero: vecinos del Valle de Mena conocen a El Ferroviario

El encuentro es la "devolución" de la visita que los sierenses hicieron hace unos meses a la localidad homónima de la provincia castellana

Foto de familia de los vecinos de El Berrón (Siero) y El Berrón (Villa de Mena), con la concejala Ana Nosti.

Foto de familia de los vecinos de El Berrón (Siero) y El Berrón (Villa de Mena), con la concejala Ana Nosti. / L. R.

Lucía Rodríguez

Pasados unos minutos de las doce de la mañana, la Plaza de El Ferroviario de El Berrón (Siero) se convirtió este sábado en el punto de encuentro de miembros de la Asociación Amigos de El Berrón y alrededor de una treintena de vecinos de la localidad del mismo nombre que se localiza en la pedanía del Valle de Mena, en Burgos.

No era la primera vez que estos dos municipios, tan alejados y cercanos a la vez, compartían jornada, pues los de Siero visitaron Burgos hace unos meses, invitados por el alcalde de la localidad burgalesa, Tomás Picasarri.

Los vecinos de Burgos fueron recibidos por la concejala de Festejos, Ana Nosti, en un encuentro al que también asistieron el alcalde de Arcedilla, Manuel González, y Manuel Jesús Samartino, presidente de la Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Siero, Noreña y Sariego.

Los visitantes de Burgos visitaron la estación de tren de El Berrón, "uno de los cruces de ferrocarril más importantes", explicó Nosti. Además, acudieron a la bolera municipal y conocieron los alrededores de la Plaza de El Ferroviario antes de dirigirse al Hogar de Pensionista de la localidad, donde degustaron un plato tan característico de la cocina asturiana como es la fabada.

El alcalde de la localidad burgalesa señaló que "nos han acogido con muchísimo cariño y la fabada es de las mejores que he probado". Picasarri lamentó que "el viaje se nos ha hecho muy corto". Tanto es así, que a las cinco de la tarde emprendieron el viaje que les llevaría de vuelta a casa, con más de cuatro horas de autobús por delante.

Tanto los de Burgos como los de Siero quedaron tan encantados con este primer encuentro, que tienen pensado repetirlo el próximo año, posiblemente por la misma época. "Esta vez queremos que desde Asturias venga más gente, no una pequeña representación como la última vez". La idea es "organizar un acto más formal para hacer un hermanamiento oficial", señaló Picasarri.

Cada uno de los vecinos de Villa de Mena fue obsequiado con una réplica de la estatua de El Ferroviario. Tomás Picasarri, además, se llevó de recuerdo una figura en bronce de la fachada del Ayuntamiento de Siero.