La hostelería asturiana llora la muerte de José Ramón González, "Monchi el de La Máquina"

El empresario regentó durante cuatro décadas el restaurante en Lugones (Siero) famoso por su fabada

Monchi González, posando para LA NUEVA ESPAÑA, el pasado marzo.

Monchi González, posando para LA NUEVA ESPAÑA, el pasado marzo. / Luisma Murias

Mariola Riera

Mariola Riera

Los fogones asturianos lloran a uno de sus hosteleros más ilustres y populares, José Ramón González García (Lugones, Siero, 1947), más conocido como «Monchi o Monchu el de La Máquina», nombre que hace referencia al restaurante que regentó en la localidad sierense. El local, en manos de la familia desde 1947, tiene ahora al frente a los tres hijos varones de Monchi González, quien se jubiló en 2012 después cuatro décadas de exitosa trayectoria profesional al frente de La Máquina, restaurante que se hizo famoso por su fabada.

El hostelero falleció en Gijón este pasado sábado con 77 años. Su salud se había resentido en los últimos tiempos, tal y como él mismo explicó en LA NUEVA ESPAÑA el pasado marzo en una entrevista en la que hacía repaso de su vida. 

Deja cuatro hijos –Helio, Aida, Diego y Ramón– y una legión de amigos y colegas de profesión. La capilla ardiente está instalada en el tanatorio Puente Nora (Lugones, Siero) hasta este lunes 17 de junio, a las seis y cuarto de la tarde. Posteriormente, será incinerado en el Tanatorio Los Arenales (Oviedo) a las siete menos cuarto de la tarde.

A La Máquina han peregrinado clientes de toda Asturias y del resto de España para probar su deliciosa fabada, que ganó fama tras un concurso en Madrid en los años 60. Mención especial merecen personajes célebres que disfrutaron del plato regional en Lugones: los premios Nobel Gabriel García Márquez y Camilo José Cela o el valenciano Fernando Vizcaíno Casas, así como personajes del panorama artístico español, como Concha Velasco, Víctor Manuel o Joan Manuel Serrat.