Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente A. Montes Álvarez

Del tiempo

Habiendo tantas cosas de las que hablar, igual lo más cuerdo es hacerlo de los litros de lluvia

Siendo la última vez hasta septiembre que abro “El Paragües” hay tantas cosas esta semana que no sé cuál abordar: mascarillas, indulto, estadios abiertos, IVA de la luz... Como son tantas, igual lo mejor es pensar en otra cosa.

Si pienso en el indulto recuerdo la frase de Santiago Ramón y Cajal: “En política todo necio es peligroso mientras no demuestre con hechos su inocuidad”.

Y, no habiendo inocuidad en los indultados, quienes favorecen que perseveren en sus actuaciones nocivas dejan de ser inocuos y, por tanto, son necios. Pero, bueno, como en esto casi todo está dicho, para qué decir más. Igual lo más cuerdo es hablar del tiempo.

En el mes de junio, mi pluviómetro registró hasta el día de San Juan 165,5 litros por metro cuadrado. Cajal también se refirió a la necesidad de salvar para la prosperidad todos los ríos que se pierden en el mar y los talentos que se malogran.

Así que tiro de calculadora y se me ocurre pensar a cuántos litros de agua de junio tocaríamos cada asturiano si pudiésemos recogerla para usarla para la prosperidad.

Quedo asustado: más de un millón setecientos mil litros cada uno. Lo que es más complicado es saber cuántos talentos se malogran. De ahí que lo fácil sea hablar del tiempo. ¡Buen verano!

Compartir el artículo

stats