Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente A. Montes Álvarez

Gratuito

Para que el origen de los niños no determine su futuro

Es probable que nos haya ocurrido a casi todos. A la puerta o telefónicamente, tras un cuestionario, dicen que gratuitamente te harán llegar un producto, pero que por gastos de envío tendrás que pagar una cantidad. En resumen, un timo. Es gratuita la Educación Obligatoria. Hasta existen becas para la adquisición de libros de texto. Pero luego está el “transporte”. Sé de un caso real. Una familia con cinco hijos: de los cinco tres están cursando enseñanzas obligatorias, un cuarto Educación Infantil. Sus recursos económicos provienen de un salario social y, detraídos los gastos de alquileres de vivienda y energía, les quedan unos trescientos euros para aguantar el mes los siete miembros. Imagínense sus ahorros.

Vi la lista de los materiales que solicitaban a los escolares en la obligatoria, que ya tienen gratuitamente los textos. Su coste se aproximaba a los trescientos euros. Libretas así y asá, cartabón y escuadra de esta manera... El de Educación Infantil tiene beca municipal que cubre el ochenta por ciento del coste del material pero para recibir la beca se debe presentar la factura de compra. ¡Imposible! En cierto centro que conozco muy bien hubo un tiempo en el que en el proyecto educativo se preveía un “Fondo de Solidaridad” para atender estas situaciones y evitar discriminación por razones económicas.

Seguro que recuerdan la pieza audiovisual del Ministerio de Derechos Sociales en la que en una sala de neonatos se indicaban las variables físicas del recién nacido y también la renta familiar.

El spot concluía: “La mayoría de niños que nacen en familias pobres, serán pobres de adultos por mucho que se esfuercen. Que su origen no determine su futuro. Construyamos igualdad, es mérito de todos”, ¡barájoles! Pues...¡predicad con el ejemplo!

Compartir el artículo

stats