Suscríbete La Nueva España de Siero

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente A. Montes Álvarez

De pueblu

Sobre la sabiduría popular y apelaciones al bien común

La sabiduría popular halla explicaciones de lógica aplastante a situaciones que en ámbitos donde predomina la dialéctica pueden llevar horas de discurso. El paisano, con años para estar curado de espantos, me comentaba lo complicado que es el mundo de la política y se refería a la solicitud de apoyo a los partidos por el bien de España y Europa que hacía el presidente del Gobierno para sus medidas ante la crisis energética con el “plan nacional de respuesta a las consecuencias de la guerra de Ucrania”.

El aldeano decía que igual hasta lo que pretendía el Presidente estaba muy bien, pero que no es lo que hace sino cómo lo hizo: “Esto ye como lo del mi vecín. Tien una finca lindando con el mi prau. Fue a veme y díjome que taba bien que cerrásemos la linde. Como siempre escuché. Dijo que el cierre vamos a facelu por onde yo diga, con el material que yo diga y cuando yo diga. No escuché más. ¡No, compañero! Enfadose diciéndome que yera bueno pa toos. Tapé con les manes les oreyes. Igual el vecín diba a trabayalo too él, cerrar más metío por lo suyo y pagar tol material, pero ya no me interesaba. Así que dijei que dejase los fiensos onde taben, que siguiesen allí les estaques podres y nun había más que hablar. Sé que diz por los chigres que conmigo nun se pue arreglar uno y que les finques tan así por mi culpa. Esti vecín míu... Nun se pue pensar que los demás son tan fatos como tú”.

Compartir el artículo

stats