Suscríbete La Nueva España de Siero

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente A. Montes Álvarez

Debilidad

No es ser pesimista decir que vivimos una de las peores situaciones económicas de los últimos años

Cuando las situaciones son críticas los más débiles son quienes más se resienten. No es ser pesimista si se dice que estamos viviendo una de las peores situaciones económicas de los últimos años. Los indicadores así lo confirman: elevado índice de inflación, incremento de la deuda pública, conflictividad social... Y volviendo a la premisa inicial, los más necesitados son quienes más lo notan. Cáritas Parroquial San Pedro de Pola de Siero colabora con sus participantes con distintos apoyos y a los de acompañamiento y ayuda fraterna se suman los materiales. Entre otros muchos, uno de los materiales es la entrega de alimentos, la mayor parte de ellos donados por la Fundación del Banco de Alimentos de Asturias que el año anterior supusieron algo más de 34.000 kilos. La entrega de estos alimentos posibilita a las familias participantes utilizar los recursos que usarían para este fin en otras necesidades.

Pues bien, desde hace casi dos meses no recibimos recursos de dicha fundación. La guerra de Ucrania, la crisis del transporte, el cierre de determinados establecimientos, el encarecimiento de costes y alguna otra razón no tan evidente hacen que la fundación no disponga de los excedentes que recibía. Además los provenientes de los fondos europeos han de intensificarse en otras direcciones por la situación de migración en el Este de Europa. Así que, salvo remedio no previsto, probablemente no reciban este año la mitad de lo del año anterior. En fin –y nos duele el alma–, que son los más vulnerable quienes primero sufren las consecuencias de nuestros desvaríos humanos.

Compartir el artículo

stats