Suscríbete La Nueva España de Siero

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

José Antonio Coppen

Bitácora de Lugones

José Antonio Coppen Fernández

En defensa de las inquietudes

Contra la vida anodina y amorfa

La vida sin inquietudes no tiene lo que se dice mucho sentido. Todo individuo que pretenda hacerse persona –que no es ninguna tontería– debe gozar de inquietudes que le permitan distinguirse esencialmente de los seres anodinos, amorfos, porque su actividad insustancial ante la vida no reportará ninguna cuota de ejemplaridad y participación positiva a la sociedad. Por sus inquietudes pueden conocerse los deseos que tiene de ser feliz un hombre.

No hay que olvidar que toda inquietud lleva implícita una carga considerable de desprendimiento, de solidaridad. Puede que en muchas ocasiones solidaridad sea una palabra vacía de contenido. Para algunas personas desgraciadamente tan sólo es válida cuando de resolver sus propios problemas se trata, inhibiéndose cuando la colectividad demanda su participación, su solidaridad. Las inquietudes conforman un amplio arco de demandas de la propia sociedad, que se pueden vaciar o desarrollar en distintas áreas o facetas de la vida: políticas, sociales, culturales, sindicales, deportivas, etcétera.

Lo pueblos lo constituyen la suma de sus habitantes y su vitalidad la suma de sus inquietudes. Lo demás es orografía, que a veces es productiva y otras se convierte en erial. Un espacio de tierra sin pobladores no es forzosamente un pueblo. No tiene vida. Y lo que no tiene vida no existe. Unos y otros –jóvenes y mayores– tenemos que ser protagonistas de la historia de nuestros pueblos o, cuando menos, debemos de ser testigos lúcidos de su acontecer.

Más viviendas.

Como venimos diciendo desde hace tiempo nuestro pueblo continua en su carrera ascendente en cuanto al crecimiento de la población, así lo demuestra la serie de edificios que se construyen. Reconocerlo, el futuro está en Lugones. Por otra parte, LA NUEVA ESPAÑA acaba de informar que el nuevo desarrollo residencial de Lugones prevé 300 pisos, la mitad de protección oficina. La calle Antonio Machado será el escenario del proyecto de la promotora, que plantea construir por fases en un plazo de 5 a 6 años, sobre una extensión de 45.000 metros. Los primeros 25 pisos están a punto de ponerse en marcha.

Perlas de la sabiduría.

El hombre que no cambia nunca de opinión, en vez de demostrar la opinión sostenida, demuestra la escasa calidad mental de sí mismo (Marcel Achard).

Compartir el artículo

stats