Esta vida tan agitada y estresada que llevamos, donde mandan más los objetivos que las intimidades, en la que los días y las noches se suceden, se encadenen, sin que apenas los diferenciemos y solo, de vez en cuando, a alguno se le ocurra echar el freno y aislarse, encontrarse consigo mismo y con los suyos, y hablar, conversar , jugar…Y lo grave de esto es que suele ocurrir cuando se aviva el recuerdo y se estrecha el futuro, cuando los años pesan y al mirar el camino recorrido hacemos nuestra la repetida frase de nuestros mayores de que “la vida es un soplo”… Algo semejante me pasó a mí, el pasado 20 de junio de 2022, a las cinco de la tarde – hora muy taurina- cuando asistía a la conferencia organizada por la dirección, claustro de profesores y APAS  del Colegio Público Xentiquina Lieres-Solvay para rememorar los cuarenta años de su existencia.

Conferencia que se celebró en el Salón de Actos del Casino de Lieres e impartida por el profesor de Historia de la Universidad de Oviedo don Jorge Muñiz Sánchez que bajo el título de “La huella belga. Solvay en Lieres”, encantó al numeroso público presente en la sala, venido desde muchos lugares vecinos y por diferentes motivos. Había antiguos alumnos de la Academia de Solvay que nos hicieron partícipes de muchas de sus vivencias y de las dificultades que tenía un niño de la época para ir abriéndose paso en la sociedad del momento, pues no todos se resignaban a ser meros recambios sucesorios de sus padres en el negro horizonte de una mina; tenían sus inquietudes y buscaban su oportunidad, que en la mayoría de los casos pasaba por una buena y excelente educación que permitiera el ascenso social.

Como bien dijo la directora del centro doña Inés Estrada Vázquez se trataba de hablar,  de dialogar, de compartir verdades y vivencias, de conectar sociedad y escuela, de saber quiénes somos y de no aislarnos, de asumir nuestra identidad y protegerla; de ahí el acierto de esta conferencia “ La huella belga en Solvay “, y es que esa huella, a pesar del paso de los años, es visible y evidente a poco que alcemos los ojos o demos un paseo por la zona: Casino, Cuarteles de la Riega Les Cabres, Santuario de la Virgen de la Salud, viviendas para empleados, Cuartel de la Guardia Civil… Y memorable, ya que son muchas las personas que recuerdan los consejos o sugerencias de Doña Susana para que las mujeres tuvieran sus hijos en el hospital, no en casa…

A nadie se le oculta que el tema da para mucho y que es muy difícil disertar de todo y aunando los planos técnicos y divulgativos como intentó el conferenciante, - en multitud de ocasiones relacionó la mina de Arnao con la de Solvay- que tuvo una primera parte más técnica y una segunda más divulgativa o conclusiva que evidencia y muestra , con apoyo de diapositivas, el proyecto paternalista de la  empresa Solvay para fijar población, imprescindible para su perduración y logros, así :  Economato, Educación, Sanidad, Capilla, Ocio/Casino-Bolera,  Fiestas, Equipo de fútbol y demás actividades deportivas y lo más importante, viviendas para sus trabajadores y empleados- …Recordemos que en el lugar llamado la Riega de Les Cabres se inicia en 1903 la construcción de Los Cuarteles….A lo largo de su intervención don Jorge Muñiz Sánchez destacó la relación que tuvo la presencia de Solvay en Lieres con la construcción del ferrocarril de Oviedo a Santander, y la vinculación e importancia que tuvo el “chigre” en el auge o decadencia del movimiento obrero”.

Cuando llevábamos más de una hora de ponencia el conferenciante da por concluida su intervención , no sin antes abrir un turno de ruegos y preguntas, en el que los intervinientes más que cuestionar argumentos, aportaron sugerencias o  vivencias de sus épocas de estudiante en la Academia o Colegio de Solvay, en las que evidencian las dificultades del niño de entonces para poder estudiar y supera las pruebas que como alumnos libres tenían que efectuar en los Institutos de Oviedo, asignatura por asignatura y a un solo examen.

Ha sido y es un acierto que se programen actividades como esta, tendentes a recordar y valorar la herencia recibida , y es de justicia reconocer la importancia que tuvo Solvay como factor dinamizador e impulsor de la zona, a pesar de los errores y fallos que pudiera haber tenido. No en vano el centro educativo lleva el nombre de “Colegio Público Xentiquina Lieres-Solvay”.

 ¡Muchas felicidades por estos cuarenta años y a seguir en la brecha y permitiendo que nuestros hijos tengan oportunidades reales de progreso!.

P.D El acto contó con la presencia de la concejala de Urbanismo de Siero, doña Susana Madera Álvarez, y la diputada regional, natural de Lieres, doña Noelia Macías Mariano.