Suscríbete

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Rodríguez Cortés

Siero, pionero en competiciones rurales

Hevia celebró hace 75 años el primer concurso de ordeño, ganado por Faustino Rodríguez, y Santa Marina organizó en agosto de 1949 un certamen de siega en el que se impuso Alberto Suárez

En la década de los años cuarenta del pasado siglo la organización de competiciones rurales en nuestra región era frecuente, siempre a cargo de las instituciones del Régimen. En los años 1942 y 1943 tuvieron mucha repercusión los concursos de almadreñeros en los que dominaron siempre de manera hegemónica los vecinos de Bezanes y Pendones, en el concejo de Caso. Se premiaba la ornamentación y la rapidez en la confección de las madreñas.

Los concursos de ordeño y siega. Estos concursos del municipio de Siero tienen un organizador y promotor indiscutible: el entonces jovencísimo Salvador Fuente, que durante muchos años sería santo y seña del mundo rural asturiano y uno de los personajes más conocidos desde Tinamayor a Vegadeo.

Salvador estuvo siempre presente en los medios de la prensa agrícola, organizaciones de certámenes ganaderos, deportes autóctonos o tonada.

Concurso de ordeño. En setiembre de 1947, hace 75 años, en Hevia (Siero) se pone en marcha el I Concurso de Ordeño, uno de los primeros celebrados en nuestro país, después de otro que tuvo lugar en Cantabria.

Participaron dieciséis concursantes divididos en dos tramos de edades: menores y mayores de 21 años. La clasificación entre los menores –todos de Hevia– arrojó el siguiente resultado. Primero, Manuel del Coz, de 16 años, con 6,5 litros en 5 minutos y 22 segundos. Segundo, Manuel Sánchez, con 5,25 litros en 5 minutos y 45 segundos, y tercero Manuel Alonso, de 16 años.

En la modalidad de mayores de dieciséis años, Faustino Rodríguez estableció un récord imbatible de ordeño con 5,5 litros en un minuto y 50 segundos. Fue segundo Severino Vallina, con tres litros y cuarto en un minuto, 55 segundos.

Concurso de siega. Otro pueblo del municipio de Siero, en este caso Santa Marina, fue igualmente pionero en el desarrollo de concursos de siega en nuestra región. Si la memoria no me traiciona el I Concurso de Siega de ámbito regional tuvo lugar en Santa Marina en agosto de 1949, al que concurrieron los campeones locales de Lugones, Salas, Cornellana, Grado, El Berrón, Hevia y de la propia Santa Marina, resultando vencedor el segador de Grado, Alberto Suárez Álvarez, retribuido con 150 pesetas y trofeo.

El segundo sería el segador local Aquilino García Arbesú, que se llevó las 100 pesetas de la organización y copa, y otras 100 pesetas de aportación del vecino Manuel Nieto. Tercero quedó Faustino Riesgo González, de El Berrón, con 75 pesetas, trofeo y regalo de un gijonés.

El certamen de Santa Marina continuó en varias ediciones, marcando la pauta de otros en distintos pueblos asturianos. En junio de 1958 recordamos uno celebrado en Boo (Aller) y, anteriormente, otro en Carabanzo (Lena). Más recientemente, se celebraba con gran asistencia de público un concurso de este tipo en Caleao (Caso), ya desaparecido.

En los años sesenta del pasado siglo la localidad sierense de Hevia sería conocida en toda Asturias por su concurso de canción asturiana, celebrando varias ediciones con una participación muy alta de intérpretes, figurando en lugar de honor en los certámenes de nuestra tonada.

Compartir el artículo

stats