Suscríbete La Nueva España de Siero

La Nueva España de Siero

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Pedro Rodríguez Cortés

La tonada en Siero

Certámenes y cantantes para la historia musical del concejo

Tomando como referencia los cinco certámenes históricos del desaparecido diario Región, un punto de inflexión en nuestra tonada, celebrados entre 1948 y 1971 y en lo que a Siero se refiere, se observa una clara decadencia en el número de cantantes en las dos últimas ediciones. Las estadísticas son elocuentes. En 1948 hubo 23 inscripciones del concejo, en 1951 y 1955 se registraron 54 y 44, respectivamente, diez en 1966 y en 1971 solo dos. Conviene aclarar que el número de inscripciones no se correspondía con la actuación real, porque en varios casos se repetían las convocatorias y, en otros, no se asistía porque era frecuente que las inscripciones las realizaran familiares o amigos sin el consentimiento del cantante.

En los citados tres primeros concursos, el elevado número de intérpretes sierenses se nutría de feudos como Carbayín, Aramil o Gijún. De este último pueblo se inscriben en 1948 nada menos que seis hermanos, aunque en la participación real fueron cuatro. Por su parte, La Rasa (Carbayín), en la jornada del 2 de abril de 1955, aporta cuatro cantantes, un monologuista (Olegario Villegas) y un gaitero (Agustín Fernández).

En los concursos de 1966 y 1971 las eliminatorias previas y semifinales tenían carácter itinerante, recorriendo las principales villas asturianas. Siero albergó en el Cinema Siero varias jornadas en los citado años con llenos absolutos. En 1971, doscientas personas no pudieron asistir por estar el aforo totalmente lleno. Un síntoma evidente de la gran afición que ha existido siempre en el concejo sierense. Por eso sorprende, aún más, que siendo Siero elegida sede de 1966 y 1971 fuera tan escasa la participación en ambos concursos.

En cuanto a calidad de intérpretes no ha sido el concejo de Siero muy pródigo, no comparable a su vecino de Villaviciosa. En el concurso de 1948 sobresalió Manuel Puente Hevia, de Fonciello, un excelente cantante que alcanzó el segundo puesto compartido con Eduardo Vázquez, de Las Caldas, y Luis Rodríguez Coyanco "Ruiseñor de Carreño". Puente Hevia fue una de las revelaciones de aquel certamen y muchos aficionados opinaban que había merecido un premio mejor. Interpretó magistralmente "Panaeru ye el que canta", que posteriormente copiaría Carlitos el de Murias. Alcanzaron las semifinales el citado año Avelino Quirós García, de El Berrón, y José María Rodríguez, de Pumarabule. Este último participaría en certámenes posteriores con buen nivel. En 1951 Puente Hevia fallece y surge una mujer, Divina Díaz, de El Berrón, que llega a la final y se clasifica cuarta. En 1955 llegan a la final Raimundo Noval Fonseca, el citado José María Rodríguez y Margarita Blanco, de Collada, que alcanza el segundo puesto tras Diamantina Rodríguez.

En 1966 destaca la presencia de un joven, Avelino Fernández Corte, que aunque no recibe premio desarrollaría después una brillante trayectoria. En este concurso accede a la semifinal Justino García Rodríguez. En 1971 sólo dos inscripciones –Agustín Argüelles (tercer puesto) y Jenaro García "Tolín" (noveno)– destacando la nueva figura de Agustín.

En esta antología de cantantes de los primero concursos hay que citar a Avelino Villa "El canario de Valdesoto", buen cantante, que participó en los tres primeros concursos aunque sin relevancia clasificatoria. Y citar, al margen de los concursos citados, a otro buen intérprete, José Manuel García Martín, de Bendición, ganador de varios certámenes y siempre en lugares de honor en los concursos donde participó. Más reciente, aparece Belén Arboleya, intérprete y gaitera, a la que conocí, jovencísima, en el concurso de la Muralla de la Quinta celebrado el año 1985 como gaitera oficial del mismo.

Finalmente, quiero tener un recuerdo para un poleso de pro, Urbano Arregui, gran aficionado a nuestra tonada, experto en la misma y miembro de los jurados del concurso de Región en 1971 y del Ciudad de Oviedo 1991/1992, en los que dejó huella de sensatez y amplios conocimientos de la canción asturiana.

Compartir el artículo

stats