Opinión

Fiesta

De aquellos tres jueves que tenía el año que relucían más que el sol solo queda el Jueves Santo. En 1977 se escapó la Ascensión y en 1989 por acuerdo entre el Gobierno y la Conferencia Episcopal, adiós al Corpus. Este Jueves fue el Corpus Christi y nada, salvo en pocos lugares de España. Lo litúrgico se traslada al domingo. No sé si a la Conferencia le pusieron un señuelo y seguro les hablo de obligatoriedad impuesta por la CEE de entonces. Desde la más estricta izquierda defiendo la festividad del día del Corpus. Un día menos de trabajo. Y me extraña que Yolanda Díaz no lo haya propuesto ya a sus socios de gobierno en defensa de los trabajadores. Además debiera de estar la propuesta en los programa de muchos partidos para las europeas, siendo razón sobrada la tradición cristiana en nuestro continente y la unidad europea, porque parte de Alemania y Suiza, Holanda, Austria, Italia, Polonia y varios países más de Europa lo consideran festivo.

Es festivo en algunos países de África o Asia y en diecinueve americanos. ¡Claro, Yolanda! Esta fiesta cae de jueves y a finales de mayo o principios de junio. Si se trabaja bien la cosa se puede hacer un pequeño puente y hasta el lunes... ¡adiós!. Igual no se atreve por la connotación religiosa, pero los trabajadores, llegado el olor a mar y monte no piensan para nada en ello y así ese día se podrían ir "desde el río hasta el mar". Bueno, y como ando con cosas religiosas, el Santo Padre no hubiese necesitado pedir perdón si hubiese asesorado a los obispos en el sentido de que procurasen aceptar en los seminarios a personas con probada bondad, porque de cabrones está el mundo lleno. ¿O no?