03 de agosto de 2007
03.08.2007
La Nueva España

Allen, agradecido por la hospitalidad de los asturianos

El cineasta neoyorkino transmitió su agradecimiento al presidente del Principado

03.08.2007 | 21:57
Allen, agradecido por la hospitalidad de los asturianos

El cineasta neoyorquino Woody Allen transmitió hoy al presidente del Principado, Vicente Álvarez Areces, su "agradecimiento" por la "hospitalidad de los asturianos" durante los cinco días de rodaje de su última película en distintos escenarios de la región. 

El jefe del ejecutivo asturiano se refirió a ese agradecimiento, que señaló que era mutuo, a su llegada a la plaza de España de Avilés, a donde acudió para presenciar el rodaje de varias secuencias que estarán localizadas en el casco histórico de esta ciudad. Más de seiscientas personas, según fuentes de la Policía Local, esperaban esta tarde en la plaza de España la llegada de Allen y su equipo técnico y artístico, que llegó a las 18:35 horas, procedentes del Faro de Avilés, donde filmaron varias secuencias con los actores Javier Bardem y Scarlett Johansson. Fue en el Faro de Avilés donde, según el presiente regional, el cineasta transmitió su "satisfacción" por cómo están transcurriendo las jornadas de rodaje en Asturias.

 

Más de una veintena de agentes de la Policía Local, dos dotaciones de antidisturbios de la Policía Nacional y una cuadrilla de operarios municipales velaron por mantener al público tras las vallas de seguridad que acotaron las inmediaciones del Palacio de Ferrera y la Iglesia de San Francisco donde está previsto rodar "hasta las dos de la madrugada como mínimo", según fuentes municipales. El equipo de Woody Allen llegó al lugar con catorce camiones y caravanas, además de varios vehículos que transportaron al propio director y a los actores que participan en las localizaciones de Avilés.

 

Una enorme grúa fue instalada en las inmediaciones del Jardín Francés donde se rodará una escena nocturna con dos de los protagonistas de la cinta: Scarlett Johansson y Javier Bardem. Los que esperaban por la presencia de Penélope Cruz, se tuvieron que conformar con los otros dos lados del triángulo interpretativo. La principal dificultad del rodaje en el centro de la ciudad está en mantener el silencio ambiental apropiado, pese a la presencia del gentío, dado que Allen rueda con sonido directo las secuencias de diálogos, como las planeadas para esta tarde. También acudió al lugar la alcaldesa de la ciudad, Pilar Varela, y el concejal de Cultura, Román Antonio Álvarez. EFE

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014