10 de mayo de 2008
10.05.2008
elena arias
Gerente del Servicio de Salud del Principado (Sespa)
 

«Los médicos hacen tardes y guardias en toda España, salvo en Asturias»

10.05.2008 | 02:00
Elena Arias.

Oviedo, P. Á.


Elena Arias lleva al frente del Servicio de Salud del Principado (Sespa) desde el pasado mes de octubre. Un período en el que no han faltado episodios conflictivos a causa de la oposición por parte de los trabajadores a determinadas modificaciones de las condiciones laborales. En el momento actual, negocia con los sindicatos la implantación de la jornada de tarde en los centros de salud urbanos. Y ayer mismo se topó con el conflicto generado por la instrucción que señala que todos los profesionales de atención primaria deben hacer guardias.


-Las guardias le han generado una nueva polémica.


-La instrucción que hemos dictado sólo pone de manifiesto que hay un marco legal -el estatuto marco- que debe cumplirse. Luego se deja a criterio de las gerencias el modo de llevarlo a la práctica.


-El rechazo es frontal.


-Lo que hemos planteado es que existe la obligación legal de hacer estas guardias por parte de los miembros de los equipos. Esa situación se da también en los hospitales: los médicos hacen guardias. No veo cuál es el quid de un conflicto en este caso.


-¿Todos los profesionales han de hacer guardias?


-No necesariamente. Dependerá de cada caso. Lo deseable es que cada área sanitaria se organice en función de las necesidades asistenciales. Luego puede haber exenciones por diversas razones que están reguladas.


-¿Por qué deciden impulsar esta medida?


-La atención primaria es el eje del sistema sanitario, la puerta de entrada al sistema. En eso estamos todos de acuerdo. Y ese planteamiento no se corresponde con el hecho de que, con carácter general, la jornada sea de 8 de la mañana a 3 de la tarde, y que a partir de las 3 entren los equipos de urgencia.


-¿Cuál es la necesidad de la administración que les impulsa a acometer una modificación conflictiva?


-No es una necesidad de la administración, sino del ciudadano. La atención primaria tiene que responsabilizarse de la prevención y la promoción de la salud y de la medicina de familia. Y nos encontramos con que esto es así hasta las tres de la tarde. A partir de las tres de la tarde, te atiende un médico, pero nunca es tu médico de familia. Y si alguien trabaja y tiene dificultades para que le den un permiso, nunca jamás le va a ver su médico de familia. Y eso desvirtúa el concepto de la atención primaria como eje del sistema.


-¿Ese problema se soluciona con las guardias?


-Es que de este modo se mantiene la continuidad en la asistencia. Y, además, el médico tiene una visión más amplia, más global, del paciente y de su entorno.


-¿Y la polémica implantación de la jornada de tarde?


-Es deseable que haya una oferta por la tarde. Eso no lo niega ni el más reticente. No es por hacer la puñeta.


-¿Dónde es necesaria?


-Sobre todo en los núcleos urbanos de las áreas de Avilés, Oviedo y Gijón. En estas zonas, las urgencias por las tardes han aumentado un 177 por ciento en cuatro o cinco años. Hay mucha gente que va por las tardes porque no le va bien ir por la mañana. No es un capricho: es evidente que hay una necesidad asistencial en los núcleos urbanos.


-¿No sería preferible para la administración optar por uno solo de estos cambios?


-Van relacionados uno con otro. Pero con toda la flexibilidad del mundo.


-¿Tiene que ver con la escasez de médicos en el mercado?


-Eso es un reduccionismo. No es que haya ni muchos ni pocos. La cuestión es que nos hemos dado un modelo sanitario que tiene como eje la atención primaria y que en ese modelo el papel del médico de familia es preponderante. Por esa razón, en todo el Estado, salvo en Asturias, los médicos de familia hacen tardes y hacen guardias.


-¿Se sienten legalmente respaldados para implantar la jornada de tarde?


-Sí. El hecho de que exista un acuerdo anterior no invalida que estamos en la administración pública. Y la administración tiene una prerrogativa que le viene dada de su salvaguarda del servicio público. Otra cosa es que hay que negociar. Nosotros llevamos seis meses negociando.


-¿Y si no hay acuerdo?


-Tendremos que acabar haciéndolo sin acuerdo. Tiene que quedar claro que la jornada de tarde va a hacerse y que no va a ser voluntaria ni incentivada. No será voluntaria salvo que haya equipos que sí la quieran hacer. Y hay centros de salud en los que vamos a desdoblar cupos y no hay espacio en las consultas por las mañanas, con lo que vamos a ofertar tardes.


-¿En qué han cambiado las circunstancias con respecto al momento en el que el Sespa renunció a la jornada de tarde?


-Lo que no sé es por qué se hizo aquel acuerdo, pero las circunstancias son las mismas. Y se van agravando con el tiempo, porque aumenta la demanda de las tardes.


-¿Se conoce la cifra de centros que deberán habilitar la jornada de tarde?


-Todavía no.


-¿Y la fecha de comienzo?


-Probablemente no pueda ser hasta después del verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014

Enlaces recomendados: Premios Cine