20 de mayo de 2008
20.05.2008

Carretera, suicidio y drogas, principales causas de muerte de la juventud asturiana

La esperanza de vida femenina llega a 84,5 años, y la masculina, a 76,5
Enfermedad cerebrovascular, infarto y cáncer de pulmón, las más letales

20.05.2008 | 11:07

Oviedo, Pablo ÁLVAREZ

La esperanza de vida de los asturianos ha aumentado en más de cuatro años en las dos últimas décadas, hasta situarse en 76,5 años para los varones y 84,5 para las mujeres. Así lo señala el informe de mortalidad en Asturias correspondiente a 2006, presentado ayer por la Consejería de Salud del Principado. El estudio indica que la tasa de mortalidad de la región de ese año fue la más baja desde 2001. Y apunta un dato particularmente llamativo: los accidentes de tráfico, los suicidios y las drogas son las primeras causas de muerte entre los varones y las mujeres de 15 a 39 años.

El informe fue presentado por la directora general de Salud Pública, Amelia González, quien estuvo acompañada por Laudina Rodríguez, jefa de la sección de información sanitaria, y María Luisa Redondo, responsable del registro de mortalidad.

Laudina Rodríguez explicó que en 2006 se registraron en Asturias 12.325 defunciones (6.371 de varones y 5.954 de mujeres), 356 menos que el año anterior. Lo que los técnicos denominan tasa bruta de mortalidad se situó en 11,4 fallecidos por cada mil habitantes, lo que supone una disminución del 3,4 por ciento con relación a 2005. «Es la tasa más baja desde el año 2001, tanto en hombres como en mujeres», señaló la responsable de información sanitaria.

En comparación con el resto de las comunidades autónomas, el Principado presenta la segunda tasa de mortalidad masculina más elevada del país, sólo superada por Andalucía. Entre tanto, la de las mujeres es ligeramente inferior a la media nacional, de modo que son seis las autonomías con índices más altos.

El informe indica que la esperanza de vida al nacer, es decir, el número medio de años que se espera que viva una persona, se situó en 2006 en 80,5 años. Con la particularidad de que se ensancha aún más la brecha entre sexos, que ya alcanza los ocho años: 76,5 años para los varones y 84,5 para las mujeres. Se trata, según los autores del estudio, de «un incremento importante» que se mantiene desde 1987, año en que se puso en marcha el registro de mortalidad de Asturias. Con relación a ese año, las expectativas vitales son hoy 4,6 años superiores en el caso de las mujeres y cuatro años para los varones.

¿Cuáles son las primeras causas de mortalidad en Asturias? Globalmente, y por este orden, las enfermedades cerebrovasculares, el infarto de miocardio y el cáncer de pulmón.

En un análisis diseccionado por sexos, se observa que el cáncer de pulmón fue en 2006 la causa más frecuente de fallecimiento entre los varones: ocasionó el 9,6 por ciento del total de defunciones (un total de 609). Le siguieron el infarto agudo de miocardio (con un 7,6 por ciento, del total, o sea, 484 fallecimientos) y las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores (excepto asma), que fueron las responsables del 7,2 por ciento de las muertes (457 en términos absolutos).

En el caso de las mujeres, el liderazgo de las causas de mortalidad corresponde a las enfermedades cerebrovasculares, que se cobraron 642 víctimas (un 10,8 por ciento del total). A continuación se situaron los trastornos mentales orgánicos, senil y presenil, que representaron el 7,3 por ciento (434). El tercer puesto lo ocupa un epígrafe denominado «otras enfermedades del corazón», que concentró 389 defunciones (un 6,5 por ciento del total).

El informe de la Consejería de Salud dedica un epígrafe a jerarquizar las causas de mortalidad por grupos de edad. Y es aquí donde se obtiene un dato que, cuando menos, induce a la reflexión. Es el que indica que los accidentes en la carretera, los suicidios y el uso de drogas son las principales causas de muerte entre los varones y las mujeres de 15 a 39 años. En 2006 originaron en este franja de edad, respectivamente, 35, 34 y 18 defunciones.

Las autoridades sanitarias estiman que estas tres causas (en particular los suicidios), así como los tumores de pulmón y de mama, los infartos de miocardio y las cirrosis hepáticas en adultos jóvenes aparecen como prioridades de trabajo para mejorar en el futuro la salud pública en Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014