11 de julio de 2008
11.07.2008
La Nueva España
El trabajo que no pasa por el mercado supone un 66,5 por ciento del PIB del Principado

Los varones asturianos colaboran en casa más que la media nacional

l El trabajo no remunerado en Asturias valdría al año 10.500 millones de euros l Las mujeres dedican el doble de horas que los hombres

11.07.2008 | 02:00
Los varones asturianos colaboran en casa más que la media nacional

Oviedo, Elvira BOBO

Los varones asturianos colaboran en las tareas del hogar más que el resto de los españoles, a pesar de que la distribución de tareas domésticas sigue estando desequilibrada y recae mayoritariamente sobre las mujeres. Según un estudio llevado a cabo por la Universidad de Oviedo en el Principado, ellos realizan un 32 por ciento de las tareas no remuneradas en el hogar, frente al 26 por ciento a escala nacional. En manos de las mujeres quedan el 68 por ciento en Asturias y el 74 por ciento de media nacional.


Los datos son fruto de un estudio conocido como «Cuenta satélite de los hogares en el Principado de Asturias» presentado ayer por una de sus autoras, Montserrat Díaz, catedrática de Economía Cuantitativa de la Universidad de Oviedo y que pretende ser una radiografía de la producción doméstica, es decir, del trabajo no remunerado que se lleva a cabo en los hogares asturianos.


Sociólogos y economistas están de acuerdo en la importancia de una actividad que, aunque no pasa por el mercado, «contribuye de forma importante al bienestar económico y es un gran pilar de crecimiento», según Díaz. El problema, señala, es que esa producción no se ve reflejada explícitamente en las cuentas nacionales. Para Pilar Rodríguez, consejera de Bienestar Social, también presente en el acto, «hay que poner en valor esa labor realizada de puertas adentro».


El trabajo, presentado también por el vicerrector de Extensión Universitaria, Cultura y Deportes José Antonio Ceccini, pretende además «proporcionar datos útiles para los gestores políticos a la hora de tomar decisiones», señaló Díaz. Así, para tomar decisiones, los políticos podrán tener en cuenta que, según el estudio, los asturianos dedican 1.231 millones de horas al año a trabajos no remunerados. En euros, esa producción fuera del mercado alcanza los 10.568 millones de euros, es decir, un 66,53 por ciento del PIB de la economía del Principado. Este dato es similar al de otras cuentas satélite llevadas a cabo como la de Cataluña o País Vasco.


Pero aunque se haya puesto precio a esa ingente cantidad de horas de trabajo es «imposible materializar las conclusiones de este estudio en remuneraciones económicas», aseguró ayer la catedrática de Sociología, investigadora del CSIC y candidata a los Premios «Príncipe de Asturias» de Ciencias Sociales, Ángeles Durán, quien acudió a la presentación. ¿Quién tendría que sufragar ese trabajo en el hogar?, se preguntó dejando clara la dificultad de la respuesta. Sin embargo, quiso aclarar que el objetivo no es que se pague un salario, pero «sí ordenar los recursos y hacer mejor el proceso de transferencias entre estados y familias y entre familias y mercado».


La investigación presentada ayer pormenoriza las distintas actividades a las que dedican los asturianos esa ingente cantidad de horas de trabajo sin remunerar, según cinco actividades principales consideradas por Eurostat. Así, el 43 por ciento del tiempo se destina a proporcionar nutrición. El 24 por ciento de la actividad está empleada en proporcionar vivienda, el 13 por ciento a proporcionar cuidados, y el 14 por ciento a proporcionar vestido. Por último, el trabajo de voluntariado constituye la opción productiva en la que menos se invierte en Asturias con un 5,4 por ciento. Curiosamente la tarea de proporcionar transporte no se considera una tarea específica, sino que se asigna al resto de funciones según el propósito del viaje.


Tras escuchar los datos del estudio, la consejera Rodríguez reconoció la importancia de la información a la hora de implantar nuevas políticas y mentalidades: «El bienestar no se produce sólo en el mercado, sino en el seno del hogar», señaló. Y añadió que ese bienestar «no puede estar sólo en manos de las mujeres», por lo que abogó por una «auténtica conciliación», por ejemplo, conseguir que se entienda que «el trabajo reproductivo es cosa de todos y que se reparta de verdad el trabajo doméstico».


Las diferencias entre hombres y mujeres, aunque en Asturias son menos desequilibradas que en el resto de España como recordó Rodríguez, siguen resultando grandes. Dentro de las labores realizadas en el seno del hogar, los hombres se reservan las actividades que cuentan con mayor visibilidad como la jardinería o el bricolaje, o la asistencia a reuniones, mientras que las mujeres llevan a cabo más labores que quedan dentro del hogar. Así, la confección y cuidado de la ropa, compras, servicios, actividades culinarias y de mantenimiento del hogar son satisfechas fundamentalmente por las mujeres, con unas diferencias que en algunos casos llegan a los setenta puntos porcentuales. Respecto a las tareas de cuidado de los niños, el estudio muestra que en Asturias se emplea menos tiempo que en la media nacional, un 10 por ciento de estas actividades, frente al 15 por ciento dedicado en el resto del territorio español. En horas, los españoles dedican una media de dos diarias, quince minutos más que en los asturianos.


El estudio, realizado también por la profesora de Economía de la Universidad de Oviedo, María del Mar Llorente, está basado en los datos de la Encuesta de Empleo del Tiempo del Instituto Nacional de Estadística de 2003 y se basa en 1.300 observaciones llevadas a cabo en Asturias en las áreas con mayor población. La inclusión de las zonas rurales será objeto de un futuro análisis universitario. Los salarios empleados en el cálculo de valor del trabajo, son de 9,66 euros la hora en el caso de los hombres y 9,01 en el caso de las mujeres.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Patrocinado por nombre

Lotería de Navidad 2014